¿Quiénes fallecen en los accidentes de tráfico? - Mapas de El Orden Mundial - EOM
Perfil fallecidos en accidentes de tráfico entre peatones, ciclistas, motociclistas, conductores y pasajeros de coche

Cartografía Política y Sociedad

¿Quiénes fallecen en los accidentes de tráfico?

Descripción del gráfico

Alrededor de 1,35 millones de personas pierden la vida cada año en accidentes de tráfico en todo el mundo, según las cifras de la Organización Mundial de la Salud. De hecho, las lesiones provocadas por choques en la carretera son la causa de muerte más común entre los niños y jóvenes de entre 5 y 29 años. Además de las pérdidas humanas, también hay que tener en cuenta que las lesiones sufridas en accidentes de tráfico suponen importantes pérdidas económicas para las víctimas, las familias e incluso los Estados.

No en vano, los accidentes de tráfico implican costes de atención médica, pérdida de productividad de aquellos trabajadores lesionados o fallecidos y tiempo de trabajo o escuela que los familiares dedican a cuidar de los heridos. En total se estima que los incidentes en la carretera suelen costarle a la mayoría de países el 3% de su Producto Interior Bruto (PIB).

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

Pero ¿quién corre más peligro de morir en un accidente de tráfico? A nivel global, más de la mitad de los decesos corresponden a los conocidos como usuarios vulnerables de la carretera: peatones, ciclistas y motociclistas. En cuanto al género, el 73% de todos los muertos son hombres menores de 25 años.

Si atendemos al impacto de los accidentes de tráfico por países, sobresale el hecho de que los países de ingresos bajos y medianos ―aquellos que tienen una renta nacional bruta per cápita inferior a 3.99$― acumulan más del 90% de todos los decesos a nivel mundial, a pesar de que solo poseen el 60% de la flota de vehículos del planeta. África es la región con la tasa de muertos en la carretera más alta.

Los muertos por accidentes de tráfico en el mundo

Y es que la economía es un factor determinante en la seguridad vial. Incluso en los países más ricos, la población pobre es la que tiene más posibilidades de sufrir un accidente de tráfico grave. También es la que más alarga la vida útil de sus coches. Asimismo, la infraestructura de carreteras es esencial en la seguridad al volante, sobre todo si tiene en cuenta a los distintos tipos de usuarios y destina un espacio distinto a cada uno de ellos —calzada y aceras diferenciadas, por ejemplo—. No es de extrañar, de esta manera, que la República Democrática del Congo sea el país que mayor porcentaje de peatones tenga entre sus muertos en accidentes de tráfico: un 52%.

Los datos de la Organización Mundial de la Salud de 2016 reflejan una gran disparidad en la distribución de los usuarios que se dejan la vida en la carretera. En los países anglosajones, en concreto Australia, Canadá e Irlanda, los conductores y demás pasajeros de coche son los que salen peor parados, con cifras que superan el 60% en los tres casos. Los motociclistas están más expuestos en Grecia y Brasil ―32% y 31% de las muertes, respectivamente―, mientras que los ciclistas corren más peligro en los Países Bajos ―30%―.

El límite de velocidad en la ciudad

Artículos relacionados

Comentarios