Cartografía Política y Sociedad América del Norte

Las armas en Estados Unidos

Descripción del mapa

Las armas en Estados Unidos van mucho más allá de un simple objeto: son parte de la cultura y de la propia identidad política del país, aunque las motivaciones para su defensa hoy día se parezcan poco a las que existían cuando las leyes que protegen su uso fueron creadas.

Estados Unidos puede ser considerada la primera democracia moderna de la Historia. Aquella creación, de enorme vocación ilustrada, se había fraguado contra una monarquía a través de una guerra, y fundamentaron la nueva lógica republicana en que, para evitar un Gobierno tiránico, la población debía estar armada y tenían el deber de rebelarse si los gobernantes amasaban demasiado poder. Tal es así que la Segunda Enmienda de la Constitución estadounidense recoge el derecho de la población a tener y portar armas.

Esta concepción de la milicia y de la suspicacia constante de que una tiranía está a la vuelta de la esquina ha llegado hasta nuestros días, y ha tenido dos consecuencias de calado para el país: la primera es una desconfianza perpetua en el Gobierno, lo cual ha impedido en muchos momentos un refuerzo de las instituciones del Estado —en Estados Unidos no hay un documento nacional de identidad, por ejemplo, algo frecuente en muchos otros países, por pura desconfianza en el Estado—; la segunda es que una proporción muy importante de la sociedad tiene un arma de fuego en su haber, además de ser relativamente sencillo adquirir una.

La relación más directa que tiene como origen tanta población armada es evidente: miles de muertes cada año. A 31 de octubre de 2018 se han producido más de 12.000 muertes asociadas directamente a tiroteos, sin incluir cerca de 22.000 suicidios con arma de fuego.

Comentarios