La gestión de la educación primaria y secundaria en la Unión Europea - Mapas de El Orden Mundial - EOM
La educación pública, privada y concertada en la primaria y secundaria en la Unión Europea

Cartografía Política y Sociedad Europa

La gestión de la educación primaria y secundaria en la Unión Europea

Descripción del gráfico

El debate entre educación pública y privada está presente en cualquier intento de reformar el sistema educativo de un país. Durante el siglo XX se impuso la idea de que el Estado de bienestar debe garantizar el acceso a una educación gratuita y de calidad para todos los ciudadanos en edad escolar, como refrendan la mayoría de constituciones, lo que en la teoría ha limitado el papel de los centros privados y concertados ―aquellos que reciben financiación pública pero son de titularidad privada―. Sin embargo, en la práctica, el rol que desempeñan este tipo de instituciones, muchas de ellas pertenecientes a organizaciones religiosas, continúa siendo imprescindible en muchas partes del mundo, especialmente en América Latina.

Pero este eterno debate tampoco es menor en la Unión Europea. Recientemente, la que va camino de convertirse en la octava ley de educación de la democracia en España, la Lomloe o ley Celaá, ha encendido las alarmas en muchas escuelas concertadas del país, que ven en la Lomloe un intento por limitar su papel. En ese contexto cabe preguntarse cuál es el peso real de la escuela concertada en el sistema educativo español actual, y si difiere en algún aspecto del que tiene en el resto de Europa. La respuesta, según los datos de 2018 de Eurostat, es clara: España es el tercer país de la Unión Europea con más alumnos matriculados en escuelas concertadas de primaria y secundaria, un 21%, solo por detrás de Bélgica y Malta.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

En el caso de Bélgica, si bien es cierto que un 56% de los alumnos acuden a centros concertados, se trata de instituciones sin ánimo de lucro que no pueden cobrar ningún tipo de cuota a las familias, regentadas en su mayoría por la Iglesia católica. Esto, en teoría, tampoco debería ocurrir en las escuelas concertadas españolas, pero la realidad es que este tipo de colegios acostumbra a cobrar cuotas que camuflan como “donaciones”.

En el lado opuesto, con porcentajes de alumnos matriculados en colegios públicos superiores al 95%, figura la mayoría de países del antiguo bloque soviético, con Rumanía a la cabeza. Estos países conservan una educación prácticamente monopolizada por el Estado, una herencia del sistema comunista, con reducidos márgenes para la educación privada y concertada.

Los jesuitas: los milicianos intelectuales de la Iglesia

Sin embargo, el país de la Unión Europea donde la educación pública cubre a casi la totalidad de los alumnos se encuentra al otro lado del continente, concretamente en Irlanda. De hecho, las plazas privadas ni siquiera llegan a las 5.000, lo que supone el 0,004% del total. La razón de este monopolio público reside en el hecho de que, en la práctica, la Iglesia católica forma parte y controla las juntas directivas de la mayoría de escuelas, lo que, unido a la popularidad de la enseñanza pública, relega a la privada a un plano testimonial.

Curiosamente, en el caso de la educación infantil, Irlanda vuelve a situarse en el extremo de la Unión Europea, pero esta vez en el lado contrario: es el país en el que más alumnos están matriculados en centros concertados, un 99%. A diferencia de en el resto de países europeos, la educación preescolar ha sido vista por el Estado irlandés como un asunto privado responsabilidad de los padres. Por ello, y aunque recientemente ha habido avances en este sentido, el Gobierno se ha limitado a financiar la educación de los menores de seis años a la vez que externalizaba su gestión.

La educación pública, privada y concertada en infantil y prescolar en la Unión Europea

En este sentido, primaria y secundaria son los niveles educativos en los que la enseñanza pública tiene un papel más protagonista en la Unión Europea. La educación infantil es, con diferencia, la que cuenta con una mayor participación de centros concertados y privados. Por su parte, en el nivel terciario (grados universitarios, másteres y doctorados), aunque la gran mayoría de plazas pertenecen al Estado, la universidad privada tiene un gran impacto.

La educación pública, privada y concertada universitaria en la Unión Europea

Artículos relacionados

Comentarios