La edad media de los trabajadores del sector público y privado - Mapas de El Orden Mundial - EOM
Edad media de los trabajadores públicos y privados

Cartografía Economía y Desarrollo Mundo

La edad media de los trabajadores del sector público y privado

Descripción del gráfico

La mano de obra pública está envejecida en muchos países, y eso es un problema. Según los datos del Banco Mundial de 2017, en Colombia los trabajadores tienen una media de 36 años en el sector privado y 43 en el público, una brecha de siete años que tiene su réplica en gran parte de América Latina y también en Europa. La Administración es cada vez un entorno laboral menos atractivo para los jóvenes en muchos países, y en su lugar la empresa privada es el principal destino de los más novatos y, en consecuencia, de su talento.

Ese desequilibrio va a comprometer a medio plazo la sostenibilidad de las plantillas públicas. Primero, porque el relevo generacional no está asegurado y los cambios no se producen de una forma natural, por lo que los saltos de formación, condiciones económicas y modos de trabajar son muy abruptos. Y en segundo lugar, porque una proporción muy significativa de funcionarios se está acercando a su edad de jubilación y su salida no se va a ver compensada en términos generales por una entrada masiva de nuevos empleados.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

En España, por ejemplo, donde la media de edad de los funcionarios es de 45 años, las Administraciones Públicas van a perder hasta 330.800 empleados en los próximos cinco años, un número que ascenderá a 905.100 en la próxima década, el equivalente al 30% de la plantilla actual, tal y como concluye un estudio de 2020 de Adams Formación. Muchos de ellos se incorporaron a la Administración en las décadas de los ochenta y los noventa, coincidiendo con el desarrollo del Estado de las autonomías y el sistema de bienestar español. Sin embargo, en los últimos años la contratación pública se ha desplomado como consecuencia de las crisis económicas a la vez que se ha fomentado el mantenimiento de los trabajadores en plantilla y la interinidad de los jóvenes.

Como consecuencia, en España la edad media de incorporación a la Administración General del Estado es de 35 años, mientras que en el sector privado es de 26. De hecho, los menores de treinta años apenas suponen el 7,5% del total de empleados en el sector público, frente al 15,6% del privado, una proporción que desciende hasta el 0,2% en el caso de los menores de veinte años (de los cuales el 99,77% son interinos y cuya equivalencia en lo privado es del 1%). Por el contrario, los mayores de sesenta años suman el 10,2% de la mano de obra pública, cuando en la empresa son solo el 6,4%.

El porcentaje de mujeres y hombres que son empleados públicos

Más allá de la falta de estímulo en la contratación pública, los requerimientos para acceder a muchos empleos públicos son muy superiores a los del sector privado. Si para tener la oportunidad de acceder al mercado laboral siendo, por ejemplo, periodista, basta con estudiar una carrera y, como mucho, un máster, en el caso de un médico que pretenda incorporarse al Sistema Nacional de Salud en España, este tendrá además que superar una oposición o prueba selectiva y luego pasar por una formación de alrededor cuatro años para especializarse. Ese retraso en la edad de incorporación por la preparación de los exámenes y la formación extra, unido a la falta de rotación en la Administración, explica la brecha de edad entre los trabajadores de los sectores privado y público.

Artículos relacionados

Comentarios