Cartografía Política y Sociedad África

La densidad de población de África

Descripción del mapa

África, con unos 1.300 millones de personas, representa el 17% de la población del mundo. Sin embargo es el continente que más crece, y hasta 2050 la mitad del crecimiento demográfico del mundo se producirá en África, pasando a ser unos 2.500 millones de personas. Tal es así que en torno al 25% de la población mundial se encontrará sólo en el África subsahariana.

Nigeria, el país más poblado del continente con más de 200 millones de habitantes, será en 2030 el quinto más poblado del mundo y para 2050 el tercero, solamente por detrás de India y China. Sin embargo la población de Nigeria se concentra sobre todo en el sur —cristiano y húmedo—, y en especial en el rico y petrolífero delta del río Níger, generando importantes fricciones internas norte-sur.

Al este, el macizo etíope sirve de base para la moderna Etiopía; allí nació el Reino de Aksum en el siglo II a.C. y sobre él sigue encontrándose la mayor parte de la población del país, foco de poder sobre el resto del Estado. La segunda potencia demográfica del continente espera usar el músculo poblacional de sus tierra altas para consolidarse como potencia regional.

El Sáhara, que atraviesa el continente y lo divide en dos zonas muy claras, es uno de los mayores vacíos demográficos del planeta, únicamente transitado por algunos pueblos nómadas como los tuareg. Acorralado por este desierto se encuentra el valle del río Nilo, y con él Egipto, el tercer país más poblado de África, cuya población se concentra masivamente en los márgenes del río. La importancia del agua del Nilo se está convirtiendo en una de las grandes claves geopolíticas del continente, ya que es vital para Egipto pero transita por otros muchos países.

Más al sur, en en centro de África, se encuentra la región de los Grandes Lagos, donde los ricos suelos de origen volcánico y climas relativamente templados causados por la elevada altitud media, han permitido que se alcancen frecuentemente densidades de 400 hab/km².  Entre los países de la zona se encuentra Uganda —en plena explosión demográfica—, Burundi, Ruanda y partes de Tanzania, Kenia y la República Democrática del Congo. La elevada densidad también ha causado conflictos entre distintos grupos por los recursos, como el genocidio ruandés.

En el extremo demográfico opuesto, rodeadas de desiertos, se encuentran Namibia y Botsuana, con las densidades más bajas del continente y de las últimas del mundo. Pero también con algunos de los sistemas políticos más estables y algunos de los índices de desarrollo más prometedores de África.

Otro caso interesante es el de la República Democrática del Congo, con una zona central cubierta de tupidas selvas y un poblamiento muy bajo, y la población concentrada en la periferia. Esto ha generado un gran problema en las comunicaciones y en la gestión del país, donde Kinsasa apenas llega a controlar las áreas orientales.

Comentarios