En el foco Política y Sociedad Oriente Próximo y Magreb

La triple crisis tras las protestas en Líbano

La triple crisis tras las protestas en Líbano
Fuente: Shakeeb Al-Jabri (Flickr)

El pasado jueves 17 de octubre una oleada espontánea de manifestaciones se extendió por todo Líbano. La prensa internacional las bautizó rápidamente como “la revolución de Whatsapp,” ya que las movilizaciones surgieron a causa del anuncio de un nuevo impuesto para las llamadas de voz a través de internet. Sin embargo, la “tasa Whatsapp” es solo la punta del iceberg: el descontento de la población libanesa tiene motivos más profundos.

Se calcula que más de millón y medio de personas han salido a las calles del Líbano durante el penúltimo fin de semana de octubre. Las protestas, que han tenido lugar prácticamente en la totalidad de ciudades y pueblos del país, e incluso en el extranjero, se han caracterizado por su naturaleza transversal: los manifestantes pertenecen a todas las sectas y estratos sociales, y el objeto de la ira ciudadana no es el presidente Aoun o el primer ministro Hariri, sino la totalidad del Gobierno y los partidos políticos libaneses, a los que se acusa de corruptos y de ser incapaces de resolver los problemas del país. Si bien es cierto que las protestas fueron desencadenadas por el anuncio de un impuesto sobre las llamadas de voz sobre protocolo de internet  —las llamadas a través de aplicaciones de mensajería instantánea como Whatsapp y Telegram, muy populares en un país con casi diez millones de emigrantes—, los motivos y las demandas de los manifestantes van más allá.

Para ampliar: “Líbano, la nación sin rostro”, Jacobo Llovo en El Orden Mundial, 2018

¿Cómo hemos llegado hasta aquí? 

La insatisfacción de los libaneses con su clase política ha alcanzado nuevas cotas e...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50€ al año