EOM explica

¿Cuál es la diferencia entre el Consejo Europeo y el Consejo de Europa?

¿Cuál es la diferencia entre el Consejo Europeo y el Consejo de Europa?
Fuente: Elaboración propia.

Es incuestionable la similitud que presentan los nombres otorgados a estas dos instituciones europeas y lo fácil que resulta confundirse a la hora de referirnos de una u otra. A raíz de este galimatías de nombres, Miguel Ángel nos ha preguntado a través de nuestro formulario de EOM explica qué diferencias existen entre el Consejo Europeo y el Consejo de Europa.

El Consejo de Europa y el Consejo Europeo no son lo mismo. Es cierto que los nombres que reciben ambas instituciones europeas no brillan por su originalidad y suelen ser lo más prácticos y sencillos posibles. Sin embargo, es precisamente esto lo que hace que, dado el auge institucional de los últimos años en el marco europeo, muchos organismos acaben con nombres similares que puedan dar lugar a confusión. Esto es el perfecto ejemplo de lo que ocurre con el Consejo Europeo y el Consejo de Europa: pese a tener nombres prácticamente iguales, poco tienen que ver entre sí. Por tanto, es vital no confundirse en el momento de hacer referencia a una u otra. 

La Unión Europea como asociación económica y política supranacional, dada su complejidad, se caracteriza por haber ido desarrollando desde su creación varias instituciones que se complementan entre ellas para gobernar la Unión. En cuanto a la toma de decisiones, la cúspide de la pirámide del organigrama de la Unión está ocupada por el Consejo Europeo. 

El Consejo Europeo es una institución formada por los líderes políticos —jefes de Gobierno y de Estado— de los 28 miembros de la Unión, además de por el presidente del Consejo Europeo y por el presidente de la Comisión Europea, otra de las instituciones parte de la Unión. Más que tomar partido en el proceso legislativo ordinario de la Unión, el Consejo Europeo se encarga de establecer orientaciones políticas para la Unión Europea con carácter general, es decir, marca la agenda de prioridades de los temas a tratar en el seno de la UE.

Esta institución, que se creó en 1974 y empezó siendo un foro de reunión informal entre los líderes de los miembros de la Comunidad Económica Europea —organización antecesora a la UE—, se reúne trimestralmente y desde 1992 es reconocida como foro oficial de la Unión. Al tratarse del foro de más alto nivel, entre las funciones del Consejo Europeo están definir la política exterior y de seguridad común de la Unión, designar los cargos para determinadas instancias superiores —como la Comisión Europea o el Banco Central Europeo— y resolver las cuestiones políticas más sensibles y complejas, como conceder una prórroga al brexit.

El Consejo Europeo y el Consejo de la Unión Europea son dos instituciones distintas dentro del marco de la Unión Europea. Por su parte el Consejo de Europa es una organización internacional distinta, independiente de la Unión Europea.

Por su parte, el Consejo de Europa no tiene nada que ver con la Unión Europea. Esta institución se constituye con la firma del Tratado de Londres el 5 de mayo de 1949 —siendo incluso anterior a la UE— y tiene como máxima la protección y defensa de los derechos humanos en Europa, el fomento de la democracia y del estado de Derecho. El texto básico de la organización, que avala dichos objetivos, es el Convenio Europeo de Derechos Humanos y Libertades Fundamentales, firmado en 1950 pero que no entró en vigor hasta 1953. En él se recogen todos los derechos civiles y políticos de los ciudadanos europeos, estableciéndose como obligaciones jurídicamente vinculantes para los Estados parte de la institución. Además, dentro de la estructura del Consejo de Europa se encuentra el Tribunal Europeo de Derechos Humanos como órgano de control, cuya jurisdicción es obligatoria desde 1998 aunque lleva en funcionamiento desde 1959 —considerándose el tribunal en funcionamiento más antiguo en materia de derechos humanos—. 

El texto constitutivo del Consejo de Europa establece que los únicos miembros de esta organización serán países europeos, lo cual no es obstáculo para que otros Estados puedan participar como observadores. México, Canadá, la Santa Sede, Japón, Israel o EE. UU. son un ejemplo de ello. En la actualidad, 47 Estados miembro conforman el Consejo de Europa, incluidos los 28 de la Unión Europea pero también Suiza, Turquía, Noruega o Rusia. Si bien el marco de actuación del Consejo de Europa es el continente europeo, nada tiene que ver con las instituciones que forman parte de la Unión Europea. 

Por último, cabe mencionar otra institución diferente cuyo nombre suele también confundirse con los otros dos, el Consejo de la Unión Europea. Al igual que el Consejo Europeo, el Consejo de la Unión Europea forma parte de la estructura institucional de la Unión Europea. El Consejo de la Unión Europea está formado por los ministros de cada Estado miembro de la Unión de cada una de las carteras ministeriales, dependiendo de la materia que se trate; éstos toman decisiones en nombre del Gobierno al que representan y participan en el proceso legislativo junto al Parlamento Europeo.

Para ampliar: “Breve manual para entender la Unión Europea”, Diego Mourelle en El Orden Mundial, 2019

En EOM explica respondemos a las preguntas que nuestros lectores nos hacen. Queremos seguir fomentando la divulgación internacional y ayudaros a comprender un poco mejor cómo funciona el mundo. Si tienes alguna pregunta sobre temas internacionales no dudes en mandárnosla a través de este formulario.

Comentarios