En el foco Geopolítica América del Norte Europa

Trump, Juncker y la realpolitik transatlántica

Trump, Juncker y la realpolitik transatlántica
Jean-Claude Juncker y Donald Trump. Fuente: Comisión Europea

La reunión entre Trump y Juncker se planteaba como un punto de inflexión en la escalada de tensiones entre Washington y Bruselas. Tras la conversación entre ambos, la UE parece haber frenado la carrera arancelaria, lo que no implica que vayamos a ver un cambio real en las relaciones transatlánticas.

Lo bueno, si breve, dos veces bueno. Si tuviéramos que resumir en una frase la comparecencia ante la prensa del presidente de la Comisión Europea tras su reunión en la Casa Blanca, sin duda sería esa. Al contrario que el melodramático Donald Trump, el europeo dejó claros los puntos de un acuerdo que ha sorprendido, pero que no supone un cambio para la estrategia de cada una de las partes.

Antes de su viaje a Washington, Juncker y su equipo ya habían dejado claro que no tenían muchas expectativas puestas en la reunión. Sin embargo, pese a que parece haber tenido unos resultados mejores de lo que ninguno esperaba, vimos a un Juncker muy distinto en su declaración junto a Trump y la que hizo posteriormente él solo en el Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS). Cada comparecencia tenía un protagonista, con su audiencia y objetivos diferentes, una situación que nos ha enseñado que la realpolitik gana peso en unas relaciones transatlánticas que ambos bloques saben que necesitan para mantenerse, pero que utilizan en su beneficio propio.

La rueda de prensa en la Casa Blanca fue el territorio de Trump. Más centrado en agradar a los senadores presentes que a sus invita...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50 € al año