En el foco Política y Sociedad Europa

Salvini, dueño de Italia

Salvini, dueño de Italia
Imagen promocional de la campaña para el cierre de puertos a la inmigración de Matteo Salvini. Fuente: Matteo Salvini (Twitter)

Matteo Salvini se ha convertido en el centro indiscutible de la política italiana. Controlando el Gobierno desde el Ministerio del Interior, azuza la xenofobia para ganar el apoyo de los italianos. Su fuerza política, la ultraderechista Liga, ya es primera en las encuestas.

Si, como se suele decir, Italia es un laboratorio político, la Liga debería ser un caso de estudio. Cuando se votaron las últimas elecciones generales en marzo, el partido obtuvo un 17,4% de los votos; quedó tercero detrás del hasta entonces gobernante Partido Democrático —con un 18,8%— y del Movimiento Cinco Estrellas (M5S en sus siglas en italiano), que ganó con un abrumador 32,7%. La última encuesta publicada por el Corriere della Sera da actualmente a la Liga el primer puesto con un 31% del respaldo.

En cuatro meses, la Liga ha doblado sus apoyos y crecido 14 puntos porcentuales. La formación ultraderechista ha conseguido entrar en el Gobierno —en coalición con el populista eurocrítico M5S—, acaparar la atención mediática, conseguir el sorpaso a su socio de gobierno e imponer la agenda en la política italiana e incluso de la UE. Detrás de ese éxito está un hombre: Matteo Salvini.

Originalmente, la Liga era un partido con alcance regional limitado y una agenda independentista para la denominada Padania —región sin raíces históricas que comprende el valle del Po, en el norte de Italia— sobre una base identitaria clasista y xenófoba construida en oposición al sur del país, c...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50 € al año