En el foco Política y Sociedad Oriente Próximo y Magreb

Los retos de la transición en un Sudán sin Al Bashir

Los retos de la transición en un Sudán sin Al Bashir
Cartel de las protestas en Sudán. Fuente: Jeanne Menjoulet (Flickr)

Pocos son los sudaneses que recuerdan un Sudán sin Al Bashir, el hombre que estuvo 30 años al frente del país africano y que por fin se despide del poder para dar paso a un régimen democrático. Los conflictos internos, la galopante inflación y la desconfianza de la comunidad internacional son algunos de los obstáculos que al nuevo Gobierno de transición le tocará hacer frente.

El pasado 5 de septiembre se anunciaba la creación del Gobierno de transición que estará al frente de Sudán durante los próximos tres años y que deberá asegurar la puesta en marcha de un régimen democrático en el maltratado país. Este anuncio llegaba como un soplo de aire fresco tras un convulso verano en las calles y los despachos de Jartum, ya que ni los habitantes del país ni la comunidad internacional terminaban de fiarse del Ejército, responsable de facilitar dicha transición después de que en abril forzara la dimisión del presidente Al Bashir, que gobernaba el país de forma autoritaria. 

Omar Hasán Ahmad al Bashir, ex brigadier del Ejército sudanés, llegó al poder en 1989 con un golpe de Estado y en plena segunda guerra civil sudanesa (1983-2003), cuando el norte se enfrentaba con el ahora independiente sur. Durante su mandato, la guerra entre el norte y el sur  fue sucedida por el sangriento conflicto de Darfur, que dio inicio en el 2003 y que hoy sigue sin resolverse. A éste le siguieron los enfrentamientos con las regiones de Kordofán del Sur, Nilo Azul y Abyei, que, al igual que Darfur y Sudán del Sur, también eran víctimas de la marginación y expoliación por par...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50€ al año