Sueldo de los reyes europeos

Cartografía Política y Sociedad Europa

¿Cuál es el sueldo de los monarcas europeos?

Descripción del gráfico

¿Cuánto cobra un rey? Lo cierto es que contestar a esta pregunta, al menos en parte, no ha sido posible hasta hace unos pocos años, cuando la crisis económica, los recortes y la austeridad provocaron que las casas reales europeas hicieran un ejercicio de transparencia publicando por primera vez algunos detalles de sus cuentas. Es el caso, por ejemplo, de la monarquía española, que en 2014 comenzó a someter sus finanzas a una auditoría externa y compartir las retribuciones de sus miembros.

A pesar de ello, incluso hoy en día es complicado conocer con exactitud las asignaciones personales de todas las coronas europeas. El príncipe Alberto II de Mónaco cobrará ocho millones de euros en 2020, una cifra conocida hace apenas unos meses cuando, tras dar positivo en coronavirus, anunció que se rebajaría el sueldo un 40% como consecuencia de la situación económica del país. Hasta ese momento, la asignación personal que recibía de los contribuyentes del Principado era una incógnita.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

¿Cuál es el coste de las monarquías europeas?

Algo similar ocurre con los monarcas de Dinamarca y Noruega, que, según detallan las cuentas públicas de sus casas reales, comparten su retribución con su pareja ―en el caso de Margarita II, la reina danesa, la partida sigue figurando a nombre del matrimonio a pesar de que el príncipe consorte muriera en 2018― y es imposible calcular la cantidad exacta que percibe el rey.

De esta forma, los únicos sueldos reales realmente conocidos son los de Liechtenstein, donde el príncipe Juan Adán II no percibe un solo euro del erario, Países Bajos, España y Luxemburgo, aunque en este último caso el Informe Waringo detalló que era imposible conocer hasta qué punto las actividades personales de los reyes eran financiadas por el Estado o no. La reina de Reino Unido no tienen asignada ninguna partida para gastos personales, o al menos no figura ninguna con tal concepto en sus cuentas anuales, mientras que la casa real sueca ni siquiera especifica cuánto dinero se destina a cada miembro ni diferencia entre gastos privados y gastos de representación.

Por su parte, en Bélgica el rey recibe una asignación personal de más de once millones de euros al año, pero esa cantidad debe destinarla al pago de los salarios de sus empleados, el mantenimiento del Palacio Real o la gestión de su flota de vehículos, entre otros muchos gastos, y no se conoce la cantidad exacta que va a parar a sus bolsillos.

Los títulos del rey de España

Artículos relacionados

Comentarios