Cartografía Política y Sociedad Oriente Próximo y Magreb

El mapa de los dialectos del árabe

Descripción del mapa

El idioma árabe es la quinta lengua más hablada del mundo con 280 millones de hablantes, una de las seis lenguas oficiales de la ONU y, en su variante clásica, la lengua litúrgica del islam. Sobre ella se ha construido el panarabismo, una identidad cultural y política. Sin embargo está considerada como una macrolengua, es decir, como un idioma con tal diversidad de variantes —emparentadas—, que llega a no existir la inteligibilidad entre algunas de ellas, aunque tampoco existen límites precisos entre los diferentes dialectos que permitan clasificarlos como idiomas diferentes.

En el mundo árabe existe una diglosia entre el árabe estándar, que no es la lengua nativa de nadie, y los dialectos coloquiales. El árabe estándar se emplea como lengua culta en contextos administrativos y comerciales, pero los dialectos son las lenguas francas en sus respectivos territorios. Fuera de los territorios árabes algunos dialectos coloquiales conviven en situación de bilingüismo con las lenguas nativas, funcionando en ellos como lenguas francas, cultas o administrativas, como en Chad, el Kurdistán sirio-iraquí o Sudán del Sur.

A los países árabes hay que sumar los cerca de 3 millones de árabes de Irán, los judíos mizrajíes, los árabes de Israel, los últimos maronitas de Chipre y árabes de Asia Central.

Por lo general existen dos grandes grupos de dialectos árabes: los occidentales o magrebíes y los orientales o mashrequíes. El dialecto con mayor fuerza internacional es el egipcio —que se habla en El Cairo y el delta del Nilo— gracias a ser el último dialecto mashrequí y estar en contacto con los dialectos magrebíes al oeste y, sobre todo, por su producción en música, cine y televisión.

La aparición de los medios de comunicación masiva ha permitido difundir el árabe estándar, pero también acercar las hablas coloquiales. Medios como Al Jazeera han ido más allá y han desarrollado una versión más coloquial, comprensible y cercana del árabe estandarizado.

En Baréin y la costa oriental de Arabia Saudí el dialecto dominante es el bareiní. Sin embargo el árabe del Golfo se suele emplear como lengua franca debido a que existe una diferencia dialectal entre chiíes y suníes, y también una diferencia de poder entre ambas comunidades, imponiendo la minoría suní su poder político y su dialecto.

Una anomalía es el maltés, el idioma de Malta y la forma más divergente del resto de dialectos, que evolucionó aislado a partir del árabe tunecino —su lengua más próxima— con una fuerte influencia siciliana, perdiendo la diglosia con otros dialectos árabes, adaptando el alfabeto latino y estandarizándose a diferencia del resto de dialectos coloquiales.

3 comentarios

  1. El maltés no se considera a día de hoy un dialecto del árabe sino un idioma de pleno derecho. Aunque su origen sea el extinto dialecto árabe hablado en Sicilia, lo cierto es que su evolución y su fuerte impronta latina con un 50% de su vocabulario procedente de las lenguas siciliana(románica) y italiana(frente a un 33% del árabe dialectal), más los préstamos del inglés, francés o la estandarización y el uso del alfabeto latino la convierten en una lengua por sí misma.

  2. Hay una cosa mal. No es ARABES DE ISRAEL. PORQ ISRAEL es un estado invasor. SON ARABES PALESTINOS