La gestión de la educación infantil en la Unión Europea - Mapas de El Orden Mundial - EOM
Gestión de la educación infantil pública, privada y concertada en la Unión Europea

Cartografía Política y Sociedad Europa

La gestión de la educación infantil en la Unión Europea

Descripción del gráfico

¿Hacia qué modelo de gestión está más orientada la educación preescolar o infantil en la Unión Europea? ¿Público, privado o concertado? La respuesta varía en función de cada país, pero en la mayoría de los Estados miembros la educación pública acoge a la mayoría de alumnos de hasta seis años. Este protagonismo público es especialmente evidente en los países del este ―Bulgaria, República Checa, Estonia, Rumanía, Eslovenia, Lituania, Eslovaquia y Letonia, en concreto―, donde los alumnos que acuden a un centro público superan el 90% del total, una herencia directa del comunismo.

Los datos de Eurostat de 2018 también muestran que España es el quinto país europeo con un porcentaje menor de alumnos matriculados en escuelas preescolares públicas (63%) y el tercero con más matriculaciones en centros concertados (25%). Precisamente, la aprobación de una nueva ley de educación, la Lomloe o Ley Celaá, desató la polémica en España al liberar al Estado de la obligación de crear más plazas en la educación concertada si existe “demanda social”, un intento de devolver la gestión íntegra de la oferta educativa a la Administración Pública y acabar con las aportaciones y donaciones por parte de las familias de los alumnos a los centros concertados.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

En Portugal, la educación pública preescolar (38%) pierde aún más plazas en favor de las escuelas privadas (35%) y concertadas (27%), al igual que en Chipre, donde la educación privada es la que recibe a más alumnos (48%). Mención aparte merecen los casos de Alemania e Irlanda. En la primera, siete de cada diez alumnos de seis años o menos acuden a una escuela privada, la proporción más alta de toda la Unión Europea. Y es que no es fácil encontrar una plaza libre en un kindergarten (jardín de infancia). El Gobierno alemán entiende que la educación preescolar tiene un carácter lúdico y por tanto los padres deben asumir los costes ―solo en Berlín, Renania-Palatinado, Sarre, Hesse y Baja Sajonia son gratuitos―. Ese vacío educativo ha sido aprovechado en la mayoría de ocasiones por la Iglesia.

Por su parte, en Irlanda el 99% de los alumnos están matriculados en un centro concertado. Al igual que ocurre en Alemania, el Gobierno irlandés considera que la educación infantil es un asunto privado responsabilidad de los padres y se limita a subvencionar la formación de los menores de siete años a la vez que externaliza la gestión de los centros.

La gestión de la educación primaria y secundaria en la Unión Europea

Artículos relacionados

Comentarios