Cartografía Economía y Desarrollo Europa

¿Cuántos días se está hospitalizado por una enfermedad respiratoria?

Descripción del gráfico

Uno de los grandes problemas de los sistemas sanitarios, como se ha visto con la crisis del coronavirus, es la saturación. Esto no depende únicamente del número de camas por habitante  —o por cada 100.000 habitantes, tal y como suele medirse—, sino también del número de profesionales médicos por habitante o la duración de las estancias hospitalarias, las cuales reducen en número real de camas disponibles, algo que es importante tener en cuenta en situaciones de emergencia sanitaria como pandemias y epidemias.

Exceptuando el Sida (VIH) y la tuberculosis, todas las grandes epidemias y pandemias de la historia reciente han sido enfermedades del sistema respiratorio. Y por ello, es la ocupación de las camas hospitalarias por este tipo de enfermedades la que mayor riesgo tienen de colapsar los sistemas sanitarios en caso de un evento de contagios masivos.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

En la Unión Europea es Chequia el país que encabeza las estancias hospitalarias por enfermedades respiratorias con más de 10 días de media, seguida de Italia y Hungría con unos 9 días, frente a los poco más de 5 de Suecia, Dinamarca, Estonia o Chipre. Sin embargo una estancia hospitalaria más larga no significa un sistema hospitalario mejor; de hecho algunos de los países considerados tradicionalmente como estados del bienestar más fuertes, como Países Bajos o los países escandinavos, tienen algunas de las estancias hospitalarias más cortas.

Esto se debe a la búsqueda de eficiencia en el sistema, bien por ser completamente privado como en Países Bajos, por querer destinar recursos a otros elementos del sistema sanitario, aumentar la capacidad real de pacientes aumentando la rotación de las camas, o bien por la existencia de buenos sistemas de asistencia y de seguimiento posthospitalarios.

Aún así esta búsqueda de eficiencia puede ser también un riesgo en el caso de una epidemia, ya que estos sistemas con menores estancias acaban reduciendo también su número de camas en hospitales.

Artículos relacionados

Comentarios