Cartografía Política y Sociedad Mundo

¿Tiene la depresión relación con el nivel educativo?

Descripción del gráfico

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión se convertirá en la principal causa mundial de discapacidad en 2030. Más de 350 millones de personas padecen este trastorno mental en la actualidad, una cifra que está llamada a aumentar cuantiosamente en los próximos años. El aumento de la esperanza de vida, el elevado nivel de estrés en las sociedades más desarrolladas y el consumo de sustancias tóxicas se erigen como los principales detonantes, pero también la crisis económica se esconde detrás de este fenómeno.

La relación precariedad-depresión quedó evidenciada durante los años en los que la recesión económica azotó Europa. Ahora, los últimos estudios se centran en el factor educativo como punta de lanza de la lucha contra la dispersión de esta enfermedad mental. Uno de ellos es el de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), cuyos datos de 2014 demuestran que, a mayor nivel educativo, menores son las cifras de personas que han padecido depresión en algún momento de su vida. No en vano, los adultos jóvenes optan cada vez más por prolongar sus estudios tras finalizar la educación obligatoria, ya sea por mejorar su cualificación y aspirar a un puesto de trabajo con mejores condiciones salariales o por la dificultad para incorporarse al mercado laboral. Así, entre 2000 y 2016 el porcentaje de estudiantes de entre 20 y 24 años que decidieron proseguir sus estudios aumentó un 10%, mientras que aquellos que encontraron trabajo descendió un 9%.

En concreto, los datos de la OCDE de Europa muestran que la proporción adultos que declararon haber sufrido depresión alguna vez descendía a medida que el nivel educativo alcanzado era mayor: de aquellos que solo habían finalizado la educación secundaria obligatoria, un 12% reconoció haberla padecido; de aquellos que habían alcanzado bachillerato, un 8%; y de aquellos que habían llegado a la educación superior, un 5%. 

Comentarios