En el foco Geopolítica Asia-Pacífico

Islas en disputa y dinero que no llega: la alianza de Filipinas con China no cuaja

Islas en disputa y dinero que no llega: la alianza de Filipinas con China no cuaja
Fuente: elaboración propia.

Cinco años de política pro-China de Rodrigo Duterte no han impedido que Pekín aumente su expansión militar por aguas filipinas e incumpla sus promesas de invertir en el país. A un año de las elecciones generales en Filipinas y con la opinión pública en contra del gigante asiático, las últimas incursiones chinas en arrecifes filipinos ponen a prueba la postura de Duterte.

El control por los islotes y arrecifes del mar de la China Meridional enfrenta a China con cinco países del sudeste asiático. No es para menos, pues la ruta comercial que pasa por sus aguas es la más valiosa del mundo: supone un tercio del comercio global, está valorada en 3,4 millones de billones de dólares anuales y su suelo marino guarda importantes reservas de hidrocarburos. Pero países como Filipinas deben conciliar esta disputa territorial con sus importantes relaciones comerciales con Pekín. Por ello el Gobierno filipino no ha reivindicado la sentencia internacional de 2016 que invalidó las demandas de China en la zona. En cambio, el entonces recién elegido presidente Rodrigo Duterte anunció que su intención era fortalecer las relaciones con el gigante asiático.

Esta decisión supuso un giro en la política exterior filipina, que ha dejado de lado su tradicional alianza con Estados Unidos para acercarse a China. Duterte se proponía conseguir inversiones chinas que estimularan la economía filipina sin recibir sanciones por las miles de víctimas de su guerra contra las drogas y la represión a la oposición, y sacar provecho del miedo de Washington a perder un histórico aliado...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por solo 5€ al mes