En el foco Política y Sociedad América Latina y el Caribe

La detención de Uribe sigue polarizando Colombia

La detención de Uribe sigue polarizando Colombia
Manifestación en contra de las FARC en Madrid, 2008. Fuente: Camilo Rueda López (Flickr)

Cuando el pasado martes 4 de agosto la Corte Suprema de Colombia ordenó el arresto domiciliario del expresidente Álvaro Uribe, provocó un terremoto político que ha llegado a poner en cuestión el modelo constitucional del país. Los apoyos a Uribe ya no son los que eran, pero la sociedad colombiana sigue muy polarizada. Hasta tal punto que el actual presidente, Iván Duque, ha situado la causa contra Uribe como eje de su polémica propuesta de reforma del poder judicial.

El expresidente de Colombia Álvaro Uribe, hasta hace poco también senador, se ha enfrentado a la Corte Suprema en varias ocasiones, pero ninguna acusación había llegado tan lejos. Su detención domiciliaria, temporal, es el capítulo más reciente de un proceso que comenzó en 2012 cuando el senador Iván Cepeda lo denunció por vínculos con grupos paramilitares. La defensa de Uribe acusó a Cepeda de presionar a los testigos, pero en 2018 la Corte determinó, irónicamente, que no había pruebas contra Cepeda y que, no obstante, sí había indicios de manipulación contra Uribe. Este doble giro de las acusaciones es el que finalmente ha llevado a la detención del expresidente a petición de la Corte Suprema.

La noticia ha supuesto un duro golpe para el uribismo. Centro Democrático, el partido fundado por el expresidente, ha pedido un proceso constituyente que aborde la reforma del poder judicial. Iván Duque, actual presidente y heredero político de Uribe, ha coincidido con el fondo, pero sin apoyar la constituyente. En realidad, el debate sobre la reforma judicial no es nuevo, lleva dos décadas abierto. Pero la detención de Uribe no es un buen momento para relanzarlo, porque la oposición, q...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50€ al año