En el foco Geopolítica Asia-Pacífico

Cuando el dalái lama muera, China intentará controlar el budismo tibetano

Cuando el dalái lama muera, China intentará controlar el budismo tibetano
Fuente: Lee Bernd

Según la tradición del budismo tibetano, los monjes superiores deberán identificar a la reencarnación del dalái lama tras su muerte. China, sin embargo, pretende que el Partido Comunista tenga la última palabra. La medida tiene enfrente a los tibetanos, que ansían más autonomía, y a India, donde el dalái lama vive exiliado.

Cuando muera el dalái lama, que tiene 86 años, la cúpula del budismo tibetano deberá buscar a su reencarnación. La encontrará en un niño nacido en una fecha cercana al fallecimiento del dalái lama, tras hacerle pasar una serie de pruebas. O al menos eso dicta la tradición, pues China quiere que el Partido Comunista (PCCh) elija al próximo líder de los budistas del Tíbet para asegurarse un liderazgo afín que le facilite terminar con sus aspiraciones independentistas. La disputa también incluye a India, que además de tener intereses en la sucesión se juega la seguridad de su frontera norte y no piensa dejar que Pekín afiance su control sobre la región.

China controla el Tíbet pero no a los budistas

Tenzin Gyatso, con nombre de pila Lhamo Dhondup, fue nombrado decimocuarto dalái lama en 1940, con apenas cinco años. Según el budismo tibetano, el dalái lama es la reencarnación de Avalokiteśvara, un seguidor de las enseñanzas de Buda que decidió no alcanzar la iluminación hasta haber ayudado a toda la humanidad a hacerlo. En el Tíbet, que hasta la ocupación china en 1951 era una teocracia feudal, se considera al dalái lama como líder espiritual de la región, y por tanto tiene un i...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por solo 5€ al mes