En el foco Economía y Desarrollo Mundo

Apartheid climático, la nueva brecha de clases

Apartheid climático, la nueva brecha de clases
Un rescatador recibe abrazado a una residente de Texas durante el paso del huracán Irene en 2008. Fuente: U.S. Air Force

En uno de sus últimos informes, la ONU acuña el término “apartheid climático” para referirse a un escenario futuro que podría estar más cerca de lo que pensamos. Los desastres naturales causados por la emergencia climática no solamente modifican el terreno, destrozan hábitats o ponen en peligro la supervivencia especies animales. Los derechos humanos y hasta la democracia misma podrían estar en peligro.

En los últimos años, y aprovechando una concienciación cada vez mayor del cambio climático y sus consecuencias a largo y corto plazo, el mundo del entretenimiento ha encontrado un nicho que explotar. Es el caso, por ejemplo, de la serie-documental de Netflix Our Planet, que cubre algunos de los principales ecosistemas del planeta y los problemas a los que se enfrentan, con la narración de Sir David Attenborough, quien se ha convertido en una de las voces principales de la causa climática. Sin embargo, dentro del debate que se plantea en la actualidad sobre la emergencia climática hay unos efectos de los que se habla menos: los que va a notar el ser humano. Es lo que el último informe de la ONU ha definido como "apartheid climático", un escenario según el cual solamente aquellos que tengan el suficiente dinero podrán salvarse de las peores consecuencias de la crisis climática.

Lo irónico de la situación reside en que la mitad más pobre de la población mundial emite solamente un 10% del total global de las emisiones y, sin embargo, serán ellos quienes sufran lo peor de un clima que empeora debido a las prácticas de las principales potencias, las grandes empresas y los ciudadanos ...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50€ al año