En el foco Cultura Mundo

Viaje al centro del horror: el turismo oscuro

Viaje al centro del horror: el turismo oscuro
Turistas en la entrada del campo de concentración de Sachsenhausen (Alemania). En la inscripción, el lema de los campos nazis de exterminio: "El trabajo libera". Fuente: Denis Apel

El concepto de turismo oscuro define el tipo de viajes que se realizan por placer a lugares que se relacionan con situaciones de desgracia o muerte. Esto plantea un modelo beneficioso para aquellas zonas que necesitan regeneración económica, pero también el debate de dónde empieza el morbo y acaba el genuino interés histórico.

Cuando en enero de 2018 se inauguró la Feria Internacional del Turismo de Madrid, llamó la atención que Siria tuviera un stand. El país promocionaba ciudades como la capital —Damasco— o Alepo, con parte de su casco antiguo destruido por la guerra. En líneas generales, el turismo ha emergido en los últimos años como clave para el desarrollo de muchos países, como los que desde hace décadas han arrastrado problemas económicos, los que han sufrido recientemente desastres naturales o, en el caso de Siria, los que necesitan recuperarse tras una guerra. Lo importante es hacerlo de forma sostenible, que permita mantener la conservación del entorno medioambiental y sociocultural para que luego otros continúen disfrutándolo.

Cada vez viajan más personas más y más lejos: 1.400 millones viajaron por el mundo en el 2018. Y hay destinos para todos los gustos. Sin embargo, ¿qué motiva realmente la visita a lugares como el campo de concentración de Auschwitz o la Zona Cero de Nueva York, lugares relacionados con una tragedia? En 1996 el investigador John Lennon acuñó el término turismo oscuro —también llamado tanatoturismo— para referirse a una forma de hacer turismo relacionada con espacios a...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50€ al año