En el foco Política y Sociedad América del Norte Europa

Todas las conexiones rusas del presidente

Todas las conexiones rusas del presidente
Fuente: Kremlin

La supuesta relación entre la campaña de interferencia rusa en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016 y el presidente elegido va camino de ser el mayor escándalo político en décadas.

El arresto por parte del FBI a mediados de julio de una ciudadana rusa, acusada de ser una espía rusa vinculada con organizaciones y grupos políticos conservadores de Estados Unidos, elevó la trama rusa en la que se encuentra inmersa la presidencia de Donald Trump a un escenario digno de cualquier película de espías de Hollywood. María Butina, una habitual en numerosos eventos conservadores, también se lleva los honores de haber sido la primera persona en preguntar al candidato Trump por su política hacia Rusia en julio de 2015, algo que levantaría sospechas entre algunos de sus colaboradores cercanos.

La trama rusa es un escándalo político al nivel del Watergate o el Irán-Contra, con tantas aristas que es muy fácil perderse y sumirse en teorías de la conspiración. Partamos de un hecho que ni el propio Trump ha sido capaz de negar, y es que el Gobierno ruso trató de interferir en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016. Así lo sostienen los servicios de inteligencia de EE. UU. y de su Cámara de Representantes, de mayoría republicana.

Ambos informes coinciden en la mayoría de las cuestiones de fondo: la campaña de injerencia fue ordenada por el Gobierno ruso ...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50 € al año