EOM explica

¿Qué es la Orden de Malta?

¿Qué es la Orden de Malta?
Escudo de la Orden de Malta. Fuente: Wikimedia.

El misterio que envuelve a la Orden de Malta genera muchas dudas sobre qué es, cómo se organiza e, incluso, qué estatus internacional tiene. Nuestro lector Juan Valls Fantova nos ha preguntado sobre ello a través del formulario de EOM explica

El origen de la Orden de Malta está en la construcción de un complejo eclesiástico en Jerusalén conformado por una iglesia, un monasterio y un hospital en 1048. Este estaba gestionado por la Orden de San Juan de Jerusalén, una orden religiosa que fue reconocida como congregación independiente por la Iglesia en 1113, lo que implicaba que pasaba a estar únicamente subordinada a la Santa Sede. Su labor asistiendo en su hospital a los peregrinos que viajaban a Jerusalén le dio uno de sus sobrenombres, el de “Orden Hospitalaria”. No obstante, inmersos en el convulso contexto de las cruzadas, los hospitalarios pronto tuvieron que adoptar también un carácter militar. Ante la expulsión cristiana de la zona a manos de los ejércitos musulmanes, la Orden se replegó a Chipre, después a Rodas y finalmente a Malta. En esta isla mediterránea permaneció más de dos siglos y medio, razón por la cual se conoce a la congregación bajo el nombre de “Orden de Malta”.

La Soberana y Militar Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, de Rodas y de Malta, como se llama oficialmente la Orden, se estableció en 1834 en Roma, donde todavía hoy se mantiene su sede, entre el Palacio Magistral y la Villa Magistral, ambos en pleno corazón de la ciudad. Definir esta sociedad es difícil, pues se trata una organización de ayuda humanitaria, una comunidad religiosa católica e incluso una red médica. Sus objetivos no son muy diferentes de los que puede tener una ONG, ya que se dedica fundamentalmente a llevar a cabo proyectos sociales, humanitarios y médicos canalizados a través de su organización Malteser International. Su principal ámbito de actuación son las zonas de conflicto y catástrofe, en las que trabaja brindando ayuda humanitaria. Para ello reúne un cuerpo de más de 135.500 personas entre miembros, voluntarios y profesionales, la mayor parte de ellos del campo sanitario.

Además de esto, la Orden de Malta es reconocida internacionalmente como sujeto de derecho internacional. Así pues, su sede en Roma goza de extraterritorialidad garantizada por el Estado italiano, lo que supone que se considere que está bajo soberanía de otro país de igual manera que una embajada extranjera o el territorio de la Ciudad del Vaticano. En efecto, la Orden de Malta tiene su propia organización estatal, con sus poderes ejecutivo, legislativo y judicial, reconocimiento internacional e incluso su propia acuñación de moneda —sin valor económico— y sellos. No obstante, la Orden de Malta no es un Estado parte de las Naciones Unidas ni puede ser considerada un Estado propiamente dicho.

Los países con los que la Orden de Malta mantiene relaciones diplomáticas abarcan la práctica totalidad de Europa, Sudamérica y la mayoría de África. En verde oscuro, los países con los que la congregación mantiene relaciones diplomáticas plenas; en verde claro, los países con los que mantiene otro tipo de relación oficial; y en rojo, países que han dejado de tener relación diplomática con la Orden. Fuente: Wikipedia 

Tal y como dicta su Constitución, existen diversos órganos encargados del gobierno de la Orden, entre los que destaca el gran maestre, la máxima autoridad de la orden, que es escogido normalmente para ocupar el cargo de por vida y que equivaldría a un jefe de Estado. Con todo, nueve siglos más tarde, la Orden de Malta sigue estando subordinada a la Santa Sede, y aunque el Vaticano rara vez ejerce ese poder, el papa Francisco exigió la dimisión del 79º gran maestre, Matthew Festing, en 2017. La Orden de Malta también recibe embajadores y envía los suyos a diversos países del globo, pues es reconocida por 109 Estados, además de la Unión Europea, y mantiene proyectos humanitarios en más de 120. Para ello, emite incluso pasaportes propios, reconocidos por más de un centenar de países; estos se reservan a las pocas personas que forman parte de los órganos gubernamentales y diplomáticos de la Orden, en torno a quinientos en 2017. 

Para ampliar:“¿Cuántos países hay realmente en el mundo?”, El Orden Mundial, 2019

En EOM explica respondemos a las preguntas que nuestros lectores nos hacen. Queremos seguir fomentando la divulgación internacional y ayudaros a comprender un poco mejor cómo funciona el mundo. Si tienes alguna pregunta sobre temas internacionales no dudes en mandárnosla a través de este formulario.

Comentarios