¿Qué es la Guardia Suiza, el ejército del Vaticano? - El Orden Mundial - EOM
EOM explica Geopolítica Europa

¿Qué es la Guardia Suiza, el ejército del Vaticano?

¿Qué es la Guardia Suiza, el ejército del Vaticano?
Fuente: Wikimedia

La Guardia Suiza Pontificia es el cuerpo militar que vela por la seguridad del papa y la Ciudad del Vaticano. Cuenta con unos 110 jóvenes soldados suizos, siendo el ejército más pequeño del mundo, así como uno de los más antiguos. La Guardia Suiza ha protegido al sumo pontífice desde 1506, durante el papado de Julio II. Décadas antes, el papa Sixto IV firmó un acuerdo con la Confederación Suiza para poder contratar a sus mercenarios. La decisión definitiva llegó ante la necesidad de defender el Vaticano de las guerras europeas, además del prestigio militar de los suizos, ganado durante la guerra de Borgoña (1474-1477), y su papel en la construcción del Estado federal suizo. Esta buena reputación se cimentó en 1527, cuando la Guardia Suiza protegió al papa Clemente VII de las fuerzas invasoras del emperador Carlos V. En la actualidad, y en recuerdo a ese acto heroico, los nuevos guardias realizan su juramento el 6 de mayo, día del saqueo de Roma.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

Después de siglos en combates, la Guardia Suiza se ha limitado desde finales del siglo XIX a garantizar la seguridad del papa y las dependencias vaticanas, incluida la villa de Castel Gandolfo, al sur de Roma. Los guardias suizos pueden verse en la plaza de San Pedro en el Vaticano, en el interior de la basílica o preservando el protocolo de diversas ceremonias y audiencias papales. Algunos incluso acompañan al papa en sus viajes internacionales, vestidos con atuendo civil. 

Los miembros de la Guardia Suiza deben ser hombres suizos, católicos y solteros, además de medir más de 1,74 metros, tener entre diecinueve y treinta años, haber aprobado la educación secundaria y no tener antecedentes penales, entre otros requisitos. Asimismo, es imprescindible realizar un período de instrucción con las Fuerzas Armadas suizas y tener una conducta intachable. Para algunos críticos, la Guardia Suiza es una institución anacrónica que discrimina por razones de sexo, edad y religión. Sus detractores se preguntan si quizás el actual papa Francisco, quien ha puesto en marcha ligeras reformas modernizadoras, permitirá en un futuro que cualquier católico, más allá de su sexo o país de origen, pueda unirse a la guardia pontificia. El cuerpo está financiado por el Gobierno suizo, la Fundación de la Guardia Suiza —una organización privada del mismo país— y otros donantes. En 2020, Suiza costeó una renovación de 4,6 millones de euros para el cuartel de la Guardia, situado en la Via del Pellegrino del Vaticano.

Según la propia Guardia Suiza, sus miembros han de servir con la convicción de estar “al servicio de la Iglesia de Cristo y de su vicario en la Tierra, sucesor de san Pedro, sacrificando su propia vida si es necesario para proteger al papa”. Los guardias suizos están unidos por un sentido de aventura, camaradería y deseos de adaptarse tanto a la cultura italiana como al escenario internacional. El llamativo diseño del uniforme, que data de 1505, se inspiró en los frescos del pintor renacentista Rafael. Los guardias suizos portan como armas la espada, las alabardas y dos mancuernas. Aquellos que no solo cumplen funciones protocolarias, sino que se encargan de la seguridad física del papa, también llevan armas modernas y cuentan con un entrenamiento especial.

Además de la Guardia Suiza, la Santa Sede ha contado con otros tres cuerpos de seguridad: la Guardia Palatina de Honor, la Guardia Noble del Cuerpo de Su Santidad y la Gendarmería Pontificia. Las tres fuerzas fueron disueltas en 1970 por Pablo VI, quien quiso centrar los esfuerzos de seguridad vaticana en la Guardia Suiza. Después se han formado otros cuerpos de seguridad complementarios, como el Servicio Vaticano de la Policía Italiana y el Cuerpo de Gendarmería Vaticana, con funciones como el control fronterizo.

El Orden Mundial

Somos un grupo de jóvenes analistas especializados en distintas áreas de Relaciones Internacionales. Nuestro objetivo: comprender cómo funciona el mundo.

Comentarios