¿Por qué usa Liechtenstein el franco suizo como moneda? - El Orden Mundial - EOM
EOM explica Política y Sociedad Europa

¿Por qué usa Liechtenstein el franco suizo como moneda?

¿Por qué usa Liechtenstein el franco suizo como moneda?
Fuente: Claudio Schwarz

La mayoría de microestados europeos han adoptado el euro como su moneda pese a no estar en la Unión Europea. Liechtenstein, por el contrario, no lo ha hecho. Por este motivo, a través de nuestro formulario de EOM explica nos habéis preguntado cuál es entonces la moneda que se utiliza en este país y cuál es su historia. 

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

La moneda de curso legal en Liechtenstein es la misma que en Suiza: el franco suizo. Adoptar la moneda del país vecino tiene sentido teniendo en cuenta el tamaño de Liechtenstein, cuya población no alcanza los 40.000 habitantes. En la misma línea, Suiza y Austria también se ocupan de la defensa de Liechtenstein, uno de los pocos países del mundo sin Ejército propio. Sin embargo, Liechtenstein no siempre usó el franco suizo como moneda.

Para ampliar: “Liechtenstein, el oasis alpino”, Diego Mourelle en El Orden Mundial, 2017

Muy ligado entonces política y económicamente al Imperio austrohúngaro, a principios del siglo XX el pequeño Principado de Liechtenstein utilizaba la corona austrohúngara. Al microestado se le llegó a permitir acuñar su propia moneda a partir de 1898. Conocida como corona liechtensteiniana, solo difería de la moneda austrohúngara en el diseño, pero las dos tenían el mismo valor.

Sin embargo, la desintegración del Imperio austrohúngaro tras la Primera Guerra Mundial provocó que Liechtenstein girara hacia Suiza, de la que no sólo adoptaría en un futuro su beneficiosa situación de neutralidad ante la Segunda Guerra Mundial, sino también su moneda. En 1920, Liechtenstein cambió las coronas austriacas por los francos suizos y oficializó el cambio en 1924, subordinando su política monetaria al Banco Nacional de Suiza. Varias décadas después, en 1980, los Gobierno liechtensteiniano y suizo firmaron un nuevo acuerdo monetario por el que Suiza permite que el microestado emita sus propias monedas de franco suizo, aunque no así billetes.

Liechtenstein es, por tanto, una excepción entre los microestados europeos: la mayoría de ellos, como Andorra, San Marino o Mónaco, usan el euro como moneda. Pero el caso de Liechtenstein es todavía más particular: al contrario que su vecina Suiza, el Principado sí entró en el Espacio Económico Europeo en 1995, por lo que ha tenido que ajustar sus leyes al mercado único de la UE sin dejar de tener en cuenta los requerimientos de la política monetaria suiza.

Para ampliar: “Cómo sobrevivir siendo un microestado europeo”, Pablo Moral en El Orden Mundial, 2015

El Orden Mundial

Somos un grupo de jóvenes analistas especializados en distintas áreas de Relaciones Internacionales. Nuestro objetivo: comprender cómo funciona el mundo.

Comentarios