Para ser una potencia China necesita más hijos, pero los jóvenes ni quieren ni pueden - El Orden Mundial - EOM
En el foco Economía y Desarrollo Asia-Pacífico

Para ser una potencia China necesita más hijos, pero los jóvenes ni quieren ni pueden

Para ser una potencia China necesita más hijos, pero los jóvenes ni quieren ni pueden
Fuente: Rod Waddington (Flickr)

El último censo ha revelado una verdad evidente: China se hace vieja. Para revertir la tendencia, el Gobierno ha decidido ampliar de dos a tres el número máximo de hijos por pareja. Pero el éxito de la medida está en el aire. Cada vez menos jóvenes chinos tienen los recursos y el tiempo suficientes para criar hijos, lo que pone en peligro las perspectivas económicas del gigante asiático.

China empieza a confrontar los retos demográficos de una economía desarrollada: baja natalidad, descenso de la población activa y cada vez más pensionistas. La política del hijo único, que se impuso en 1980 y marcó a varias generaciones de parejas chinas, fue retirada en 2016, cuando el Gobierno empezó a permitir hasta dos hijos. Pero el cambio no trajo el efecto deseado; después de un leve repunte, los niveles de fertilidad han seguido cayendo. Tan solo cinco años más tarde, el pasado mayo, el presidente chino, Xi Jinping, anunció un nuevo límite de tres hijos por pareja.

La medida se presentaba al calor del último censo, publicado ese mismo mes, que dejó una foto preocupante: China se está haciendo vieja, y muy rápido. 2020 fue el año con menos nacimientos desde los sesenta, cuando el país se recuperaba de la Gran Hambruna, y la tasa de natalidad se sitúa ya entre las más bajas del mundo, con un 1,3 hijos por mujer. Durante la última década, el crecimiento demográfico chino ha sido el más lento desde los años cincuenta. De mantenerse esta tendencia, la población china podría empezar a decrecer a partir de 2025, según estimaciones de Bloomberg. Otros sostienen incluso que el P...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por solo 5€ al mes