EOM explica

¿Obliga la OTAN a sus miembros a gastar el 2% del PIB en defensa?

¿Obliga la OTAN a sus miembros a gastar el 2% del PIB en defensa?
Fuente: Nicolas Raymond (Flickr)

Con el debate que ha surgido alrededor de la OTAN y su financiación, un lector nos pregunta a través del formulario de EOM explica si existe dentro de la Alianza la obligación de gastar un 2% del PIB en defensa.

De un tiempo a esta parte, cada vez que se celebra una cumbre de la OTAN se ha hecho habitual oír hablar del compromiso de los miembros de la Alianza Atlántica de dedicar un 2% del PIB a defensa. En particular, Donald Trump ha insistido enormemente en que este pacto se cumpla. No obstante, este debate tiene más de una década de antigüedad.

Para ampliar: “Trump contra la OTAN”, Blas Moreno en El Orden Mundial, 2018

Ya en 2002 se barajó establecer el 2% como requisito para que un Estado pudiera formar parte de la OTAN, pero al final esto no se incluyó en el compromiso resultante, más centrado en la ampliación de la Alianza y en los efectos del ataque del 11S. En la cumbre de Riga de 2006 se volvió a traer a la mesa esta medida, mencionando por primera vez el doble compromiso de establecer el 2% del PIB como porcentaje mínimo que destinar a gastos de defensa y dedicar el 20% de este presupuesto a comprar equipamiento. Sin embargo, tampoco en esta ocasión se adoptó formalmente esta medida. En la declaración redactada al final de la cumbre, los aliados únicamente se comprometieron a detener el descenso de inversión estatal en defensa que se venía produciendo desde el final de la Guerra Fría. Habría que esperar casi una década más para que el compromiso del 2% se convirtiera en oficial.

Así pues, la decisión de que los miembros de la OTAN aumentarían su gasto en defensa paulatinamente hasta alcanzar el 2% del PIB en una década se adoptó finalmente en la cumbre de Gales de 2014. A consecuencia de ello, en los últimos años el presupuesto dedicado a defensa se ha incrementado un 5%. Sin embargo, no existen consecuencias para aquellos Estados que no cumplen los objetivos, sino que se trata más bien de un compromiso político, pero no vinculante. Además, son pocos los países de la Alianza que cumplen el objetivo del 2% y aún menos los que cumplen ambos: el del 2% del PIB destinado a defensa y el del 20% del presupuesto de defensa destinado a equipamiento.

Solo cinco países superaban el objetivo de dedicar el 2% de su PIB a gastos de defensa en 2019: Estados Unidos, Reino Unido, Bulgaria, Grecia y Estonia. Otros cuatro se comprometieron a alcanzar esa cifra en 2019: Polonia, Rumanía, Letonia y Lituania. Fuente: Statista

Hay quien sugiere que el objetivo del 2% como meta política debe ser revisado. Se plantean críticas como que el porcentaje fijado es arbitrario, que el 2% del PIB destinado a la defensa debería incluir otros gastos que no necesariamente se contabilizan hoy día, como el destinado a hacer más seguras las infraestructuras 5G, que prometen ser vitales para el futuro. Otros discuten que se pueda tomar el gasto en defensa como una muestra del compromiso por la seguridad de Europa, poniendo en duda que más del 3% del PIB estadounidense que es destinado a defensa esté destinado solo al Viejo Continente.

El compromiso del 2% no es una obligación legal ni vinculante, por lo que oficialmente no hay consecuencias en caso de no cumplirla. Ahora bien, se trata del asunto que ha centrado la polémica en el seno de la Alianza en los últimos años y probablemente seguirá siendo una cuestión fundamental del debate sobre la OTAN en los venideros.

Para ampliar:“¿Puede un país miembro salirse de la OTAN?”, El Orden Mundial, 2019

En EOM explica respondemos a las preguntas que nuestros lectores nos hacen. Queremos seguir fomentando la divulgación internacional y ayudaros a comprender un poco mejor cómo funciona el mundo. Si tienes alguna pregunta sobre temas internacionales no dudes en mandárnosla a través de este formulario.

Comentarios