EOM explica

¿Por qué Noruega suele actuar como mediador de paz a nivel internacional?

¿Por qué Noruega suele actuar como mediador de paz a nivel internacional?
Fuente: L.C. Nøttaasen / Flickr

Edu pregunta a través del formulario de EOM explica la razón por la que, aparentemente, las negociaciones de paz suelen darse en Noruega o en algún otro país nórdico.

El Reino de Noruega ha participado en importantes negociaciones de paz a lo largo de la historia. Algunas de las más relevantes son la mediación entre Israel y Palestina que dieron lugar a los Acuerdos de Oslo, las conversaciones de paz guatemaltecas, los diálogos entre el Gobierno de Colombia y las FARC y, más recientemente, entre los partidarios de Maduro y los de Guaidó en Venezuela

Los Acuerdos de Oslo firmados en 1993 por el Gobierno de Israel y la Organización para la Liberación de Palestina marcarían el camino a seguir de la diplomacia noruega hacia la mediación en conflictos. En la imagen Isaac Rabin y Yasser Arafat se dan la mano arropados por Bill Clinton. Fuente: Wikimedia

Las razones por las que este país ha participado en tantas iniciativas de paz son variadas, e incluyen desde razones humanitarias a cuestiones más pragmáticas. A nivel ético, hay quienes apuntan a la voluntad noruega de hacer lo posible por asegurar la paz internacional y colaborar en el desarrollo de aquellos países que lo necesitan —como indica el hecho de que destinen casi un 1% de su PIB a ayuda oficial para el desarrollo—.

A esto se suma la “diplomacia de la paz”, la forma en que Noruega gana relevancia internacionalmente al impulsar su papel como mediador en conflictos. El país de los fiordos lleva gozando de estabilidad económica y política desde hace décadas, lo que explica que pueda permitirse dedicar recursos a este papel de mediador y que su estrategia de política exterior sea la búsqueda de la paz. 

Asimismo, Noruega cuenta con una tradición de neutralidad que le hace parecer un Estado imparcial y capaz de asistir en los procesos de paz, lo que queda reforzado por la ausencia de un pasado colonial. Como el propio Ministerio de Exteriores expone, Noruega mantiene buenas relaciones con actores internacionales claves como son Estados Unidos, la Unión Europea, Rusia o India, e instituciones como las Naciones Unidas, ASEAN o la Unión Africana.

Del mismo modo, la sociedad civil noruega es muy activa en la resolución de conflictos, lo que se muestra en la creación de organizaciones como el Centro Noruego para la Resolución de Conflictos (NOREF por sus siglas en inglés), las Mujeres Mediadoras Nórdicas (NWM) —en colaboración con otros países de la región— o el Instituto de Oslo para la Investigación de la Paz (PRIO). El más destacable es el Comité Noruego del Nobel, encargado de elegir la persona u organización ganadora del Nobel de la Paz

Pese a todo esto, hay quien pone en tela de juicio la capacidad noruega para mediar en conflictos, así como la relevancia de su papel en aquellas conversaciones ya acontecidas. Aun así, Noruega se esfuerza por seguir labrándose una imagen como importante mediador internacional. 

Para ampliar: “Noruega: Europa fuera de la UE”, Astrid Portero en El Orden Mundial, 2017

En esta misma línea se encontrarían el resto de países de la región nórdica, cuya cooperación estrecha a través de organizaciones como el Consejo Nórdico los permite crear estrategias comunes de mediación y resolución pacífica de conflictos, algo que caracteriza su acción exterior.

En definitiva, el Reino de Noruega lleva desempeñando el papel de mediador desde los años 90, logrando así labrarse una imagen de país imparcial y digno de confianza. Esto, a modo de círculo virtuoso, contribuye a que se siga recurriendo a él como intermediario en las negociaciones de paz.

En EOM explica respondemos a las preguntas que nuestros lectores nos hacen. Queremos seguir fomentando la divulgación internacional y ayudaros a comprender un poco mejor cómo funciona el mundo. Si tienes alguna pregunta sobre temas internacionales no dudes en mandárnosla a través de este formulario.

Comentarios