Mapa denominaciones de origen vino en la Unión Europea

Cartografía Economía y Desarrollo Europa

El vino en la Unión Europea

Descripción del mapa

El vino es uno de los productos más importantes en la Unión Europea, tanto por su significado cultural como por su gran volumen de mercado. Tanto es así que el grupo comunitario aglutina el 45% de todos los viñedos destinados a la elaboración de vino del mundo, el 65% de la producción, el 60% del consumo y el 70% de las exportaciones. Desde la Borgoña francesa o La Rioja española hasta la Alba Iulia rumana o la Sicilia italiana, Europa está llena de viñedos que se han fundido con la tradición y la historia particular de cada región.

Consciente de su valor, la Unión Europea lleva desde 1962 trabajando para proteger y potenciar el vino europeo, año en el que creó la primera organización común de mercados (OCM), el paquete de acuerdos que regula la producción y el comercio de productos agrarios en todos los Estados miembros de la Unión. Desde entonces, el sector vitivinícola ha sufrido una profunda transformación, modernizando sus modelos de producción y apostando por un vino de calidad. En su última reforma, la OCM única de 2013 fijó los objetivos para terminar de apuntalar el mercado del vino comunitario: aumentar la competitividad y la reputación de los productores de vino de la UE; lograr un mayor equilibrio entre la oferta y la demanda a través de regulaciones más sencillas; y, en último lugar, conservar e impulsar el papel social y medioambiental de las tradiciones vitivinícolas europeas.

¿Qué es la PAC (Política Agraria Común) de la Unión Europea?

Uno de los grandes aciertos de la Unión Europea en el campo vitivinícola ha sido la creación de un sistema armonizado de indicaciones geográficas, la forma legal de proteger el nombre de un producto “contra toda usurpación o imitación de la denominación registrada” y garantizar “el verdadero origen del producto para sus consumidores”. En la UE, estos regímenes de calidad se dividen en denominaciones de origen protegidas (DOP), indicaciones geográficas protegidas (IGP) e indicaciones geográficas (IG), aunque estas últimas únicamente protegen bebidas espirituosas y vinos aromatizados y no vinos normales.

Además de proteger su explotación comercial, el sistema de indicaciones geográficas europeo también pretende reconocer las características intrínsecamente vinculadas a un vino o producto agrario concreto, de forma que los métodos y conocimientos tradicionales puedan conservarse. En la actualidad, la UE cuenta ya con más de 1.600 vinos entre aquellos con denominación de origen ―1.168― e indicación geográfica ―439― protegidas, con más de un centenar de solicitudes esperando para engrosar la lista. En cuanto a los países que más acumulan, los países mediterráneos son los grandes dominadores, con Italia ―33% del total de DOP e IGP― y Francia ―27%― a la cabeza, seguidos de España y Grecia ―ambos con un 9%―.

La PAC, un pilar europeo en cuestión

Comentarios