Cartografía Geopolítica África

El gasto militar en África

Descripción del mapa

El continente africano no es una de esas regiones que se nos vienen a la mente cuando hablamos de gasto militar. Sí es, por desgracia, de las que se evocan cuando se habla de conflictos interminables, enemistades enquistadas y un sinfín de grupos armados. Sin embargo, ambos conceptos están relacionados, y también se unen factores como la fragilidad del Estado o la debilidad de sus economías.

En muchos países se asiste a un dilema, que es bastante similar al de los cañones y la mantequilla. Un país puede producir o gastar solo en bienes militares —cañones—, en bienes civiles —mantequilla— o en una combinación de ambos. Esto, llevado a muchos países del continente, no es una ecuación sencilla de resolver. Si se producen muchos bienes militares —alto gasto militar— es relativamente difícil que se desarrolle la economía nacional a pesar de ser países con necesidades evidentes, desde falta de infraestructuras a elevadas tasas de pobreza. En cambio, si se prima por los bienes civiles, muchos de estos países tienen importantes carencias de seguridad y para mantener la integridad del Estado, por lo que necesitan reforzar esa parte para no colapsar. Y eso sin contar con los evidentes problemas que genera la corrupción o el peso político que tiene el estamento militar en muchos de estos estados.

Aunque no existe una relación causal directa, sí vemos cierta correlación en que en los países sumidos en conflictos armados —la banda del Sahel— o con importante influencia de los militares, como en el Magreb, el gasto militar es más alto. Por el otro lado, aquellos lugares sin conflictos militares de relevancia o con un poder civil relativamente asentado, como en el golfo de Guinea o el sudeste del continente, tienen porcentajes de gasto más leves. Con todo, siempre hay excepciones.

Tampoco debemos perder de vista que África es la región en la que más ha aumentado el gasto militar a nivel relativo en los últimos años en comparación con otras zonas del mundo. Por ello, quizás en el futuro asistamos a importantes carreras de armamento en la región.

Comentarios