En el foco Economía y Desarrollo Mundo

La lucha por el cobalto, clave en el futuro del transporte

La lucha por el cobalto, clave en el futuro del transporte
Coche eléctrico en proceso de carga en Budapest. Fuente: Albert Lugosi

Hace años que la viabilidad del vehículo convencional, a combustión, está en entredicho debido a la escasez del petróleo y a sus altos niveles de contaminación, especialmente en las grandes ciudades. A la industria del automóvil, una de las más importantes a nivel mundial, no le queda otra que adaptarse a un futuro que ya está aquí para quedarse: el vehículo eléctrico. Pero este tampoco está exento de críticas, y uno de sus problemas más importantes es el cobalto.

El cobalto ha sido un mineral relativamente ignorado hasta hace poco tiempo. Siempre ha tenido valor en la industria o incluso en la alimentación, pero su importancia ha crecido a pasos agigantados desde que se emplea en la fabricación de baterías de litio, un componente fundamental de muchos de los dispositivos que usamos en nuestro día a día, desde el móvil al ordenador, pasando por los vehículos eléctricos. Sin embargo, las reservas de cobalto son limitadas, por lo que los principales fabricantes de baterías, sabedores del boom que se avecina, se han lanzado a la captura del cobalto como osos antes de hibernar para ser los mejor colocados cuando llegue la escasez.

Evolución del uso del cobalto. Fuente: Global Energy Metals

Gracias a esta nueva demanda, el precio del cobalto no ha hecho más que subir, y todo apunta a que seguirá siendo así. Si a principios de 2017 una tonelada valía 32.000 dólares estadounidenses, hoy en día su precio supera los 80.000, entre dos y tres veces más. Es el oro azul del siglo XXI; todo el mundo lo quiere y lo necesita. Pero ¿de dónde procede?

Actualmente, alrededor del 60% de la producción mundial de cobalto se concentra en un solo país: la ...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50 € al año