En el foco Política y Sociedad Mundo

La lucha por la autodeterminación de género de las personas trans

La lucha por la autodeterminación de género de las personas trans
Marcha de la visibilidad trans en Washington en 2019. Fuente: Ted Eytan (Wikimedia)

La mayoría de países todavía patologizan el cambio de género legal a través de la evaluación e intervención médica, y obligan a las personas trans a soportar procesos como el tratamiento hormonal, la cirugía genital o la esterilización para reconocer este derecho. Otros incluso siguen criminalizando a este colectivo. Sin embargo, cada vez más países solo exigen la autodeterminación de género para proceder con el cambio, la única opción respetuosa con los derechos de la población trans.

Suecia se convirtió en 1972 en el primer país del mundo en permitir el cambio de género en documentos oficiales. Desde entonces, países como España, Colombia o Nueva Zelanda han adoptado leyes que reconocen la identidad de género y permiten el cambio de género legal, protegiendo así un derecho de la población trans. Sin embargo, los procedimientos para asegurar este cambio varían de un país a otro: mientras algunos contemplan la autodeterminación de género, basada en la propia voluntad de la persona, otros patologizan el proceso a través de la evaluación y el tratamiento médico. Dicho tratamiento puede implicar desde un proceso hormonal obligatorio hasta la imposición de una cirugía genital. 

En el otro extremo se encuentran países como Nigeria, Malasia o los Emiratos Árabes Unidos, cuya legislación criminaliza explícitamente a la población trans. Según la Asociación Internacional de Gays y Lesbianas (ILGA, por sus siglas en inglés), más de cincuenta países del mundo prohíben el cambio de género legal o criminalizan las identidades de género no normativas. Además, pese a que un número mayor de Estados permiten el cambio de género legal, la mayoría tiene unos requerimientos...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por solo 5€ al mes