En el foco Política y Sociedad Mundo

Hacia la erradicación de la malaria en el mundo

Hacia la erradicación de la malaria en el mundo
Fuente: Erik F. Brandsborg (Flickr)

El paludismo, popularmente conocido como malaria, es una enfermedad transmitida por la picadura de un mosquito y que puede llegar a causar la muerte. La mayoría de casos se encuentran en el África subsahariana, pero se extiende por muchas otras regiones del mundo. En 2018 fue la causa de más de 400.000 muertes. No obstante, la malaria es una enfermedad prevenible y curable, y ya se está trabajando en erradicarla: el número de fallecidos se ha reducido a la mitad desde principios del siglo XXI.

La malaria es una enfermedad prevenible, curable y potencialmente mortal, y que casi la mitad de la población mundial corría el riesgo de contraer en 2017, especialmente en países del África subsahariana. Se manifiesta con síntomas como fiebre, sudoración, dolor de cabeza, vómitos o escalofríos, por lo que es difícil distinguirla de otras infecciones. Los grupos de población que corren mayores riesgos son los lactantes, los menores de cinco años, las embarazadas y los pacientes con VIH, además de los migrantes, los viajeros y la población itinerante. El paludismo se transmite por la picadura de mosquitos hembra de varias de las especies del género Anopheles, que buscan nutrirse de sangre y alimentar a sus huevos. Las estaciones de lluvias son especialmente propicias para la enfermedad, dado que los mosquitos ponen estos huevos en el agua. Al reproducirse y desplazarse con tanta facilidad, frenar la propagación de la malaria es un gran reto y convierte al mosquito en el animal más letal del mundo, solo por delante del ser humano.

Incidencia de la malaria en el mundo, 2017. Fuente: Our World in Data

Hubo 228 millones de diagnosticados de paludismo en el mundo en 2018, más de...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50€ al año