En el foco Cultura Europa

Día de San Patricio: la secularización de fiestas religiosas

Día de San Patricio: la secularización de fiestas religiosas
Fuente: Erik Drost

Cada 17 de marzo la mayor parte de los irlandeses —y un gran número de turistas— celebran San Patricio con una Guinness en la mano y el color verde como protagonista. La festividad, que nació como una celebración religiosa, es hoy una muestra más de la importancia del poder blando en la sociedad internacional y de lo crucial que supone exportar de tu país solamente lo mejor.

A lo largo de la Historia siempre ha habido festividades o fiestas señaladas que, en un proceso de retroalimentación con la sociedad, amplían el imaginario colectivo y promueven la creación de estereotipos —positivos o negativos— sobre un lugar, un pueblo o una identidad concretos. La globalización y una sociedad cada vez más interconectada y migrante han acercado esas festividades a cada vez más personas, como es el caso de San Patricio, la fiesta irlandesa por excelencia que se celebra cada 17 de marzo dentro y fuera de la isla esmeralda. Singapur, Boston o Chicago son algunos de los principales destinos fuera de Irlanda para celebrar el día.

La fiesta conmemora el fallecimiento de san Patricio, patrón de la isla y quien introdujo el cristianismo en ella. Al contrario de lo que se pueda pensar, san Patricio no era irlandés: Maewyn Succat —que era como se llamaba en realidad— vivió entre el 400 y el 461, aproximadamente, y era originario del norte de la Inglaterra romana. A los 16 años un grupo de piratas irlandeses lo secuestró y pasó seis años como esclavo cuidando rebaños de ovejas en la isla esmeralda. Es muy probable que durante este tiempo aprendiera el idioma y las costu...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50 € al año