EOM explica Economía y Desarrollo Mundo

¿De dónde viene la lotería?

¿De dónde viene la lotería?
Fuente: Pixabay

Con la llegada de la Navidad llegan también los grandes sorteos de la lotería. Pero ¿cuál es el origen de esta práctica? Ainhoa nos lo ha preguntado a través del formulario de EOM explica

El origen de la lotería se puede remontar hasta la Edad Antigua. En China, juegos parecidos al bingo eran comunes en el siglo II a.C. y se dice que sirvieron para financiar la muralla china. En la Antigua Roma también se jugaba a una especie de lotería cuando el emperador otorgaba premios entre los invitados de sus celebraciones. También están documentados usos de la lotería en el Antiguo Testamento, y el Corán la prohíbe explícitamente, lo que demuestra que también se conocía en la Arabia del siglo VI.

Sin embargo, las primeras loterías modernas surgieron en Europa hacia el siglo XV. La más antigua de la que se tiene constancia fue celebrada en 1446 por Margaret van Eyck, viuda del pintor flamenco; si bien la primera a nivel estatal fue organizada por la reina Isabel I de Inglaterra en 1567 para financiar la modernización de la armada. 

Así, la lotería se extendió en Europa como una forma popular de alimentar los ingresos del erario público. Emplear los beneficios de la lotería para la financiación de diversos proyectos estatales fue una práctica habitual en esta época. La llevaron a cabo los padres fundadores de Estados Unidos o diversos monarcas franceses, y sirvió para sufragar la fundación de algunas de las principales universidades de EE. UU., como Harvard, Yale, Dartmouth o Brown

En España hubo que esperar hasta 1763 para que se celebrara el primer sorteo de lotería nacional, la denominada lotería primitiva. Esta consistía en la selección aleatoria de cinco números entre el 1 y el 90 y aquella persona que tuviera esa serie de números era la premiada. Poco después, en 1771, se celebró el primer sorteo de la lotería mexicana aún bajo control español, convirtiéndose en la primera lotería del continente latinoamericano.

La lotería actual o lotería moderna, como fue designada para diferenciarla de la primitiva se remonta, en España, a la invasión francesa de 1808. Siguiendo el ejemplo mexicano, las cortes reunidas en Cádiz decidieron implantar esta nueva forma de lotería en el territorio ya controlado por los españoles. Así pues, a medida que las tropas francesas se retiraban, el territorio en el que se jugaba la lotería se ampliaba hasta que acabó por cubrir la totalidad del país.

La edición extraordinaria de Navidad tuvo que esperar poco: en 1818 ya se celebró la primera lotería navideña, aunque no fue hasta veinte años después que comenzó a realizarse con cierta frecuencia. El nombre de sorteo de Navidad no se impuso hasta 1897. Pero esta lotería no se celebraba como se hace hoy día, pues los bombos que giran y después dejan caer el número agraciado no se implantaron hasta principios del siglo XX. 

En España se destinan más de 2.000 millones de euros al pago de premios en Navidad hoy en día, entre los que destacan los 400.000 euros que van a parar a cada boleto premiado con el “gordo”, es decir, el primer premio. En otros países también se ha extendido la celebración de sorteos navideño, como en México, donde se reparten más de 430 millones de pesos mexicanos, o Argentina, donde se organiza a nivel provincial.

La gran popularidad de la lotería, así como su utilidad como instrumento de recaudación pública, explican que se haya extendido a nivel global, celebrándose incluso sorteos internacionales, como el Euromillones

Para ampliar: “La epidemia de las apuestas online, Fernando Arancón en El Orden Mundial, 2018

En EOM explica respondemos a las preguntas que nuestros lectores nos hacen. Queremos seguir fomentando la divulgación internacional y ayudaros a comprender un poco mejor cómo funciona el mundo. Si tienes alguna pregunta sobre temas internacionales no dudes en mandárnosla a través de este formulario.

Comentarios