Suscripción Política y Sociedad América Latina y el Caribe

Cuando el ELN resucitó el uribismo en Colombia

Cuando el ELN resucitó el uribismo en Colombia
Marchas por la liberación de los secuestrados. Fuente: Marco Suárez

Los puentes que llevan a la paz en Colombia se han roto. El ataque contra una academia de cadetes en Bogotá ha abierto la puerta al pasado uribista, que, encarnado en el Gobierno de Duque, parece abrirse camino de nuevo en la política colombiana. El país latinoamericano ve cómo las décadas de violencia y lucha armada vuelven a intuirse en el horizonte.

El 17 de enero se producía un ataque con coche bomba contra la Escuela de Cadetes General Santander, en el sur de Bogotá. Posteriormente, el Ejército de Liberación Nacional (ELN), una de las guerrillas activas más importantes del país, reconocía en un comunicado la autoría y lo justificaba amparándose en el supuesto hecho de que se encuentran en guerra. El presidente Iván Duque salía en una rueda de prensa para dejar claro que, de ahora en adelante, no habrá más negociación, que el Gobierno abandonaba la mesa de diálogo de paz porque el ELN había demostrado que “no tiene genuina voluntad de paz”.

Duque, saltándose los protocolos de negociación, emitía una orden de detención contra los miembros del ELN que participan en las negociaciones en la Habana, un gesto sin precedentes en las negociaciones de paz que ha dejado claro que el presidente no se va a andar con rodeos. La mano dura vuelve a Colombia.

El ELN ha demostrado ser incapaz de leer el contexto político en el que se encuentra el país. No solo ha dado fuerza al uribismo de Duque y el Centro Democrático, sino que ha dejado tan desconcertados a quienes apostaban por la paz que muchos empiezan a dudar si realmente hay una ...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50€ al año