En el foco Geopolítica Mundo

Amazon contra Microsoft: las tecnológicas entran en la industria de defensa

Amazon contra Microsoft: las tecnológicas entran en la industria de defensa
El entonces secretario de Defensa Ash Carter, recibe al fundador de Amazon, Jeff Bezos, en el Pentágono en 2016. Fuente: Secretaría de Defensa de los Estados Unidos

Las grandes empresas tecnológicas llevan años preparando su salto al ámbito de la defensa, pero la reciente batalla por el multimillonario acuerdo JEDI en EE. UU. demuestra que esta transición se está haciendo realidad. Este cambio de paradigma abre nuevos interrogantes sobre la manera en la que interactuarán en el ámbito militar los Estados y multinacionales como Google, Amazon o Microsoft.

El Departamento de Defensa de los EE. UU. abrió hace poco más de un año una licitación pública para determinar la adjudicación de un contrato muy especial. Se trataba del proyecto JEDI (Joint Enterprise Defence Infraestructures), que buscaba externalizar el alojamiento de datos en la nube. Con un valor estimado de en torno a los 10.000 millones de dólares, se ha convertido rápidamente en uno de los contratos más lucrativos de la historia del sector y también en uno de los más codiciados. Sin embargo, los principales favoritos para llevarse el gato al agua no fueron ninguno de los sospechosos habituales de la industria de defensa norteamericana tradicional. Paradójicamente, el principal favorito en todas las quinielas —donde figuraban empresas como Microsoft, IBM, Oracle o Google, entre otras— era el gigante del comercio electrónico Amazon. 

Un sueño truncado para Amazon

La primera pregunta que quizá pueda surgir al lector es: ¿qué hace una empresa de comercio electrónico como Amazon pujando por uno de los mayores contratos de defensa de la historia? La respuesta, como apuntaba la analista Sharon Weinberger en el MIT Technology Review, se remonta al menos una década atr...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50€ al año