En el foco América Latina y el Caribe

El Telegramgate, el segundo huracán que sacudió Puerto Rico

El Telegramgate, el segundo huracán que sacudió Puerto Rico
Bandera de Puerto Rico. Fuente: Ricardo Dominguez

El pasado 9 de Julio un nuevo huracán arrasó con la isla de Puerto Rico, pero, a diferencia del que tuvo lugar hace dos años, éste se trataba de una crisis política y no de un desastre natural. Y es que en tiempos de Twitter, 900 páginas de mensajes ofensivos pueden sacar a más gente a la calle que cuatro años de corrupción.

Ricardo Antonio Rosselló Nevares, hijo del también exgobernador de Puerto Rico Pedro Roselló, abandonó el pasado 2 de agosto su puesto al frente de la isla. ¿El detonante? Dos semanas de incesantes protestas y un paro generalizado de boricuas que prometían no dejar las calles hasta que Rosselló abandonara el poder. 

El escándalo comenzaba con el que ya se ha bautizado como Telegramgate —en referencia al mundialmente conocido caso Watergate, que sacó al presidente Nixon de la Casa Blanca—. Fue el Centro de Periodismo Investigativo de Puerto Rico (CPI) el que hizo públicas las conversaciones del grupo de Telegram en el que Roselló y otras personalidades del panorama político puertorriqueño intercambiaban bromas sexistas y homófobas, así como despectivas referencias a instituciones de la isla o a las víctimas del huracán María, que asoló la isla hace ahora dos años. Tras destaparse el escándalo, los cargos implicados fueron dimitiendo progresivamente, excepto el gobernador, reacio a abandonar la sede del Ejecutivo de la isla, el Palacio de Santa Catalina, aunque quizás en este caso sea más apropiado que nunca llamarle “La Fortaleza”, como la conocen los puertorriqueños. 

La rev...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50€ al año