En el foco Economía y Desarrollo Mundo

¿Se acabó la evasión fiscal? La revolución del impuesto de sociedades global

¿Se acabó la evasión fiscal? La revolución del impuesto de sociedades global
Fuente: Images Money (Flickr)

La globalización y la desregulación financiera permiten múltiples formas de tributar menos, de las que se benefician grandes empresas y patrimonios. Pese que numerosos países han pedido armonizar un tipo mínimo de impuesto de sociedades a nivel global, lo que podría poner fin a los paraísos fiscales, no habían tenido el impulso político necesario. Ahora también Estados Unidos y la Unión Europea reman en esa dirección.

Si la humanidad pudiera ponerse de acuerdo en algo, quizá sería en que a nadie le gusta pagar impuestos, aunque sean casi intrínsecos a la naturaleza humana. Tras décadas de políticas desreguladoras e impuestos bajos, la pandemia ha hecho ganar peso a la idea de que urge replantear la gobernanza fiscal internacional. De lo contrario, la libre circulación de capital y la falta de reglas comunes harán difícil financiar los planes de recuperación económica frente a esta crisis y afrontar retos como el cambio climático, que requieren una participación activa y transformadora del Estado.

Un impuesto para gobernarlos a todos

El impuesto de sociedades, el que las empresas pagan por sus beneficios, se sitúa de media en torno al 23% a nivel global, aunque hay gran disparidad entre países. Mientras que en Australia o Japón ronda el 30%, en Irlanda es de apenas un 12,5% y en territorios como las Islas Caimán, un paraíso fiscal, ni siquiera existe. La media en la Unión Europea ronda el 21%, igual que el tipo federal en Estados Unidos tras la reforma de Donald Trump en 2017, que la bajó del 35%. 

Cada país es libre de regular sus impuestos, pero en un mundo globalizado donde el d...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por solo 5€ al mes