En el foco Política y Sociedad América del Norte

Robert Mueller, la némesis de Trump

Robert Mueller, la némesis de Trump

La investigación del fiscal especial Robert Mueller puede determinar el rumbo de la Administración Trump. El presidente y su círculo más cercano se hallan en la lupa de la justicia por los presuntos vínculos con la campaña rusa de interferencia en las elecciones que le dieron la victoria.

El 9 de mayo de 2017, Trump sorprendía al mundo entero cesando con efecto inmediato al director del FBI James Comey. En una carta en la que el presidente acusaba al defenestrado director de haber dañado la credibilidad y la confianza de su departamento, Trump también dejaba claro que Comey le había informado en tres ocasiones distintas que no estaba bajo investigación. Sin embargo, la clase política estadounidense enfurecía ante su decisión, trazando similitudes con la conocida “masacre del sábado noche” de 1973, en la que el expresidente Richard Nixon cesó al fiscal especial que investigaba el escándalo del Watergate, Archibald Cox, llevándose por delante también a su equivalente a ministro de justicia.

Comey, nombrado director por Obama en 2013, se hallaba en el punto de mira tanto de republicanos como de demócratas. Suya fue la decisión de reabrir a dos semanas de las elecciones la investigación a Hillary Clinton por el uso indebido de un servidor de correo electrónico personal en su etapa como secretaria de Estado. En marzo de 2017, solo dos meses después de que Trump accediera a la presidencia, Comey desvelaba en el Senado que el FBI estaba investigando desde julio de 2...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50 € al año