En el foco Economía y Desarrollo Política y Sociedad Asia-Pacífico

Riqueza sin mujeres en Japón

Riqueza sin mujeres en Japón
Fuente: Hans Johnson

Abe Shinzō, primer ministro de Japón desde 2012, ha llevado por bandera el lema “Una sociedad en la que las mujeres brillen” con la voluntad de disminuir la desigualdad entre mujeres y hombres en el país, pero, después de casi seis años llevando a cabo reformas discretas, los avances son poco destacables.

Japón sigue siendo uno de los países con una mayor brecha de género. Cuando el Foro Económico Mundial definió en 2006 este nuevo índice —desigualdad entre hombres y mujeres en la participación en la vida política, el acceso a la enseñanza, la esperanza de vida y las oportunidades de participar en las actividades económicas y en el mundo laboral cualificado—, el país asiático ocupaba el puesto 80, mientras que en 2017 ocupó la posición 114, cerca de Camboya, Nepal o Nigeria. Japón no ha sabido seguir el ritmo mundial hacia la igualdad a pesar de ser el tercer país con mayor riqueza económica del mundo, miembro del G7 y el G20 y un referente en innovación y desarrollo.

Si bien es cierto que en Japón —como en la mayoría de los países del mundo— las mujeres tienen una mayor esperanza de vida, más allá de la salud las cosas son poco equitativas. En la esfera política, Japón tiene unos porcentajes de participación femenina iguales a los de la República Centroafricana —9%, con menos de 50 representantes mujeres entre los 465 miembros de la cámara baja— debido a las grandes dificultades para reunir los fondos necesarios para la campaña y disponer de tiempo y apoyo familiar en una socied...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50 € al año