En el foco Economía y Desarrollo Mundo

Prohibir las bolsas de plástico no va a detener el cambio climático

Prohibir las bolsas de plástico no va a detener el cambio climático
Fuente: Altus Air Force Base

Las bolsas de plástico han sido frecuentemente clasificadas como el producto más consumido del planeta, pero esta posición de honor tiene los días contados. Convertidas en el enemigo número uno del movimiento ecologista, el debate sobre su prohibición está cada vez más extendido en muchas regiones del mundo, y ya se cuentan por decenas los países que han impuesto prohibiciones parciales o totales a su uso. Sin embargo, ¿es realmente esta una medida efectiva para reducir la cantidad de residuos contaminantes?

Las bolsas de plástico son, sin lugar a dudas, uno de los productos más característicos del siglo XXI. De ser un producto relativamente extraño hace apenas 30 años ha pasado a estar presentes en cada rincón del planeta, al igual que muchos otros productos de plástico. Cada año se utilizan alrededor de 1 billón de bolsas de plástico en todo el mundo, lo que hace de ellas uno de los productos más consumidos a nivel global. También se producen más de 300 millones de toneladas métricas de plástico, de las que el aproximadamente entre el 40 y el 50% se destina a plásticos de un solo uso (botellas, envoltorios, bolsas, etcétera). En general, el plástico representa el 12% de los residuos sólidos del mundo, por lo que no resulta difícil imaginar por qué su prohibición se ha convertido en uno de los principales objetivos del ecologismo.

A día de hoy 127 países ya han introducido medidas restrictivas al uso de las bolsas de plástico, que van desde la prohibición total hasta impuestos especiales, pasando por restricciones a su comercialización. En 2002, Bangladés fue el primer país en prohibir el uso de las bolsas de plástico por los problemas que causaban en sus sistemas de drenajes en l...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50€ al año