En el foco Geopolítica Oriente Próximo y Magreb

Oriente Próximo y el Magreb en 2020

Oriente Próximo y el Magreb en 2020

2019 termina con un Oriente Próximo en plena ebullición. Continúan las manifestaciones en Argelia, Irak o Líbano, donde dimisiones puntuales o reformas cosméticas no están convenciendo a la ciudadanía. La guerra en Siria entra en un año trascendental, que podría ser el último; en Yemen continúan los acercamientos, pero sin final del conflicto a la vista. Poderes regionales como Israel e Irán terminan el año con serias inestabilidades internas, mientras que Estados Unidos continúa perdiendo influencia en favor de Rusia y, en menor medida, China.

Conflictos que terminan y luchas estancadas

De las guerras y conflictos abiertos que asolan Oriente Próximo, el único que tiene alguna posibilidad de finalizar en 2020 es la guerra en Siria. Tras el abandono de Estados Unidos a sus aliados kurdos, y la invasión turca del norte de Siria, el Ejército de Asad consiguió de la noche a la mañana un territorio que había perdido ocho años atrás. El pacto alcanzado por el Gobierno sirio con las milicias kurdas ha sido un avance estratégico clave en vistas a un posible final de la guerra, y a lo largo de este año Asad continuará ganando control sobre el Kurdistán sirio. Cómo se enmarcarán los kurdos en la Siria de posguerra es algo que se verá más adelante.

A ese respecto serán muy importantes las posturas que tomen Rusia y Turquía: los rusos se han posicionado como los mediadores en el conflicto sirio y los turcos continúa demandando una zona de separación entre su frontera y las milicias kurdas. Mientras tanto, en la zona noroccidental de Siria, los remanentes de los rebeldes sirios siguen atrincherados en el enclave de Idlib y, pese al alto el fuego, continúan los bombardeos del Gobierno, que presumiblemente recuperará gran par...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50€ al año