Cartografía Economía y Desarrollo Europa

¿Cuál es el precio del trabajo en los países de la Unión Europea?

Descripción del gráfico

El precio del trabajo o el coste de la mano de obra es la suma de dinero que corre a cargo del empleador que contrata los servicios del trabajador durante un tiempo determinado. Los costes del trabajo no solo comprenden la remuneración por el trabajo cumplido, sino también las partidas destinadas a primas, dietas, seguridad social o formación profesional, por ejemplo.

En esta ocasión, para poder comparar el precio del trabajo en los distintos países de la Unión Europea se han utilizado datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), de entre 2014 y 2016, convertidos a una moneda común, en concreto el dólar constante en paridad de poder adquisitivo de 2011. Esta conversión permite realizar comparaciones internacionales sin dejar de lado las variaciones en el coste de la vida entre los distintos países.

El coste medio de la mano de obra por hora en la Unión Europea (UE) se sitúa en los 30,5 dólares, de forma que es ligeramente superada por el dato de España: 32 dólares. A la cabeza de la Unión se sitúa Bélgica con 48 dólares, mientras que la lista la cierra Rumanía con 12,7 dólares por hora. Bélgica es secundada por otros cuatro países fundadores de la UE —Luxemburgo, Francia, Países Bajos y Alemania— en los cinco primeros puestos del gráfico, mientras que, por el contrario, los países más al este de la Unión, caso de Estonia, Letonia, Lituania, Bulgaria y la ya mencionada Rumanía, ocupan las últimas posiciones.

No obstante, los costes laborales no se miden únicamente por el precio de la mano de obra, sino que es necesario agregar a la ecuación la productividad de los trabajadores. Así, las empresas belgas no se plantean la posibilidad de mudar sus fábricas y sedes a Rumanía, donde el precio del trabajo es 35 dólares más bajo, ya que en Bélgica pueden encontrar un nivel de infraestructuras y de capital humano más acorde a su inversión en mano de obra.

Comentarios