Cartografía Economía y Desarrollo África

La evolución de los salarios en África subsahariana

Descripción del gráfico

Parece un cliché decir que África es una región de contrastes, pero en ocasiones los datos del Global Wage Report 2018/19 nos dan la razón. La evolución de los salarios en el África subsahariana durante la última década evidencia el progreso que han visto algunos de los países de la zona y el retroceso que se ha vivido en otros. Como siempre, tanto una cara como la otra tienen profundas implicaciones.

En el caso de los países que más han visto crecer los salarios durante los últimos años, encontramos cierta correlación con los niveles de estabilidad y democracia en los que el continente africano todavía no se ha asentado de forma definitiva. Así, los dos primeros, Senegal y Gana, son a menudo puestos como ejemplo de la senda que deberían buscar el resto de vecinos africanos: en el caso senegalés, el crecimiento económico continuado y estable —salvando así los estereotipos de los vaivenes económicos africanos—; en el caso de Gana se pone de relieve que afianzar la democracia puede tener recompensa en el plano económico.

Por el contrario, países como Nigeria, Angola o Etiopía han visto decrecer los salarios en los últimos tiempos. La relevancia de esto no es tanto el hecho de que puedan caer —en todas las regiones ocurre—, sino que estos tres países, junto con Sudáfrica, bien pueden ser las principales potencias del África subsahariana. En este sentido, son países muy poblados, con potencial económico y con gigantescos retos sociales por delante, por lo que un retroceso en la remuneración de sus trabajadores puede ser un factor que apunte a un futuro malestar o ausencia de la estabilidad que sería deseable.

Comentarios