Uso del tiempo en distintos países

Cartografía Política y Sociedad Mundo

¿Cómo ocupamos nuestro tiempo?

Descripción del gráfico

Las diferencias en la forma en la que utilizamos nuestro tiempo son notables entre los individuos de una misma sociedad, pero esas disparidades son especialmente interesantes cuando la comparación se realiza entre países. El uso del tiempo, entendido como una proyección de los elementos socioculturales, económicos y políticos que definen a un determinado país, es un indicador clave a la hora de analizar el estilo de vida y las consecuencias que este tiene en una población.

No en vano, la Investigación sobre el Uso del Tiempo (TUR, por sus siglas en inglés) tiene ya un largo desarrollo. Su historia empezó con los estudios sobre la clase trabajadora y sus patrones de trabajo de finales del siglo XIX y comienzos del XX en la Rusia soviética, pero en los últimos treinta años su popularidad se ha disparado al comenzar a atraer la atención de los investigadores de la salud pública. De esta forma, dentro del análisis del uso del tiempo, ha adquirido especial relevancia la forma en la que los comportamientos que pueden medirse durante las 24 horas del día se relacionan con la salud del sujeto.

¿Quieres recibir contenidos como este en tu correo?

Apúntate a nuestro boletín semanal

Las encuestas son el vehículo más común para registrar información sobre cómo las personas administran su tiempo. Normalmente los investigadores le piden a una muestra poblacional que anote el reparto de su tiempo durante un periodo determinado para después recoger los datos y codificarlos para su posterior interpretación. Lo óptimo es que la encuesta clasifique las actividades a lo largo de las 24 horas del día, o el equivalente de 1.440 minutos.

Eso es precisamente lo que hace la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), cuyos datos del uso del tiempo de 2018 son fruto de una compilación de las encuestas de otras agencias nacionales. Su comparación permite observar, por ejemplo, que en los países asiáticos, como Japón, Corea del Sur, China e India, al igual que en México, el tiempo dedicado a trabajar y estudiar es superior al del resto de países analizados. Europa, por su parte, es la región que más tiempo dedica al ocio, mientras que Francia e Italia destacan por las horas que destinan al cuidado personal, precisamente los dos países junto con España que menos tiempo pasan trabajando y estudiando.

La desigualdad en el cuidado de los hijos

Comentarios