En el foco Geopolítica Mundo

Los nuevos conflictos se libran en la zona gris

Los nuevos conflictos se libran en la zona gris
Fuente: needpix

Entre el blanco de la paz y el negro de la guerra hay espacio para la zona gris, un concepto en boga en los estudios de seguridad internacional. Acciones como las operaciones de influencia provenientes de Rusia o las maniobras chinas en el sudeste asiático se alejan de la diplomacia convencional para enmarcarse en este escenario conflictivo marcado por la ambigüedad.

No es paz, pero tampoco guerra. Tal vez una paz presidida por el conflicto, como sostienen algunos autores. Un tanto vago pero con margen de desarrollo, el concepto de la zona gris ha emergido en Occidente en los últimos años para analizar ciertas dinámicas de conflicto político que, si bien no son nuevas, están cobrando especial importancia en las relaciones internacionales contemporáneas. En el mundo multipolar e interdependiente que se abre paso, los países que pretenden alterar el statu quo a su favor emplean estrategias multidimensionales y sincronizadas para minar gradualmente al adversario y lograr sus objetivos. Lo que generan con ello es lo que se denomina un conflicto internacional en la zona gris. 

Estas acciones ambiguas, frecuentemente encubiertas y de difícil atribución, exceden el umbral de la política convencional pero quedan por debajo del nivel de conflicto militar directo y continuado. Un conflicto en la zona gris implica actividades coercitivas y agresivas, pero en una justa medida: la suficiente para no escalar hacia un conflicto abierto o cruzar las líneas rojas que puedan conllevar represalias militares por parte del damnificado. 

Cierto es q...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50€ al año