En el foco Geopolítica Oriente Próximo y Magreb

Libia, el nuevo campo de batalla entre potencias

Libia, el nuevo campo de batalla entre potencias
El presidente ruso Vladimir Putin y su homólogo turco Tayyip Erdoğan dialogan. Fuente: Wikipedia

Ahora que la guerra en Siria parece estar llegando a su fase final, potencias como Turquía, Emiratos Árabes Unidos, Rusia, Francia o Estados Unidos han encontrado en Libia un nuevo espacio donde continuar sus pugnas, convirtiendo así a este país en el escenario de la nueva guerra proxy, o guerra subsidiaria. Todas las partes presentes en el conflicto se han reunido en Berlín en un intento de frenar esta escalada y dar pasos hacia la paz. No obstante, el alto el fuego acordado podría muy bien no ser el definitivo.

El mariscal libio Jalifa Haftar, al frente del Ejército Nacional Libio, puso en marcha en mayo de 2014 un golpe militar con el que pretendía sacar del poder a los islamistas, que lo ostentaban desde las primeras elecciones tras la caída de Gadafi, celebradas en 2012. En junio de ese mismo año, unas nuevas elecciones dieron la victoria a las facciones seculares que apoyaban a Haftar, resultado que los islamistas se negaron a aceptar. Los representantes recién elegidos se vieron obligados a refugiarse en Tobruk, mientras que las facciones islamistas mantenían el control de la capital, Trípoli, desembocando en la división total del país entre estos dos Ejecutivos enfrentados. 

En un intento de recomponer la situación, la ONU auspició la firma del Acuerdo Político Libio, por el que se creaba un Gobierno de transición llamado Gobierno de Acuerdo Nacional (GNA, por sus siglas en inglés), que acabó absorbiendo a los islamistas. Hoy, ese Gobierno está liderado por Fayez al Sarraj desde Trípoli y es reconocido por la ONU y la mayoría de actores internacionales. No obstante, el que acuerdo no fue aceptado por el parlamento de Tobruk y, desde entonces, los dos Gobiernos han luchado p...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50€ al año