En el foco Política y Sociedad Asia-Pacífico

Las grietas tricolores de Taiwán

Las grietas tricolores de Taiwán
Pancartas en el exterior de la Universidad Nacional de Taiwán en las que se exige la separación de los asuntos universitarios y políticos. Fuente: Andrea G. Rodríguez

En 2014 fue la primera manifestación de la juventud taiwanesa para exigir una mayor participación civil en los temas de Estado. Esa mecha se consolidó con la elección de Tsai en 2016. No obstante, el estancamiento económico y la asfixia internacional hacen sonar las alarmas del retorno de las antiguas prácticas de su enemigo político directo, el Kuomintang.

Amanece en Taipéi. Son pasadas las cinco de la mañana y ya se puede ver a los primeros deportistas a la carrera junto con los primeros grupos de mujeres encendiendo los equipos de radio para su danza matutina. En el campus de la Universidad Nacional de Taiwán (NTU por sus siglas en inglés), lazos y pancartas de color amarillo reciben los primeros rayos de sol. Cuatro meses después de la elección del nuevo rector, la universidad sigue sin gobierno, al país solo le quedan 18 aliados en el exterior y a los apacibles estudiantes taiwaneses se les empieza a agotar la paciencia.
Girasoles azules y verdes
Hace cuatro años, la posibilidad de firmar un nuevo tratado de libre comercio con la China Popular trajo de cabeza a la Administración de Ma Ying-jiu por la agitación de las nuevas generaciones de las últimas dos décadas que han crecido en la reposada sociedad, donde la tranquilidad —producto del statu quo— es parte del ambiente, como la humedad o el calor agobiante del trópico.

El Gobierno del Kuomintang era tachado de tener un enfoque excesivamente sinófilo. Los estudiantes de las principales universidades taiwanesas salieron a las calles para demandar más participación ciudadana ...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por 50 € al año