La crisis constitucional en Moldavia también es una crisis de identidad - El Orden Mundial - EOM
En el foco Política y Sociedad Europa

La crisis constitucional en Moldavia también es una crisis de identidad

La crisis constitucional en Moldavia también es una crisis de identidad
Maia Sandu e Ígor Dodón sobre la bandera de Moldavia. Fuente: elaboración propia de la autora

Desde 2020, Moldavia está presidida por primera vez por una mujer, Maia Sandu. Pero su llegada al poder ha estado marcada por la oposición del Parlamento. El pulso entre las instituciones y los partidos por formar Gobierno ha abierto una crisis constitucional enraizada en un dilema que Moldavia tiene pendiente desde 1991: integrarse en la Unión Europea o estrechar los lazos con Rusia.

“Cero votos a favor”, anunciaba la portavoz del Parlamento moldavo el 11 de febrero de 2021. Con estas palabras, terminaba, fallida, la primera sesión de investidura. Ninguno de los 101 diputados había depositado su confianza en la candidata a primera ministra Natalia Gavrilita. Ni siquiera recibió el apoyo de su formación, el Partido de Acción y Solidaridad, fundado en 2016 por la presidenta Maia Sandu. Pero este resultado no debería haberle sorprendido a nadie, porque Gavrilita se presentaba para perder. Unas horas después de la investidura fallida, Sandu volvió a proponer a Gavrilita para el cargo. Este nombramiento fue vetado por el Tribunal Constitucional, y la jefatura de Gobierno sigue vacante.

La crisis política de Moldavia no empezó ni terminó este 11 de febrero, y va mucho más allá de la formación del Gobierno. Maia Sandu, candidata proeuropea de centroderecha, ganó las elecciones presidenciales de noviembre de 2020 con el 58% de los votos, convirtiéndose en la primera mujer en presidir Moldavia. El expresidente Ígor Dodón, socialista y prorruso, era su rival principal. Hoy Sandu es presidenta y el partido de Dodón es el que más escaños tiene en el Parlamento. Sandu a...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por solo 5€ al mes