En el foco Economía y Desarrollo Europa

Por qué España no está preparada para recibir las ayudas europeas

Por qué España no está preparada para recibir las ayudas europeas
Fuente: elaboración propia.

España ha sido de los países más beneficiados por el reparto de fondos europeos para mitigar el impacto de la pandemia. Pero puede acabar ahogándose en la abundancia. La falta de planes definidos, el poco músculo de su administración pública y la falta de colaboración entre niveles territoriales tiene un riesgo: convertir una oportunidad inmejorable en un rotundo fracaso.

Durante los primeros meses del verano de 2020 el presidente español, el socialista Pedro Sánchez, apeló en numerosas ocasiones a la necesidad de “un nuevo Plan Marshall” para Europa. Era paradójico: España nunca se benefició de la versión original del plan, lanzado por Estados Unidos para ayudar a Europa a recuperarse tras la Segunda Guerra Mundial, por el apoyo del régimen de Franco a las derrotadas Alemania e Italia. Así, mientras Europa renacía en pocos años, España vivió en autarquía hasta 1959. Con la entrada en las Comunidades Europeas en 1986 esa brecha a ambos lados de los Pirineos comenzó a reducirse: en las últimas tres décadas España ha sido el país que más ayudas económicas ha recibido de la Unión. Quizá de eso se congratulaba Sánchez: de que el dinero de Europa pueda acercar una vez más a España a los estándares del continente. 

Y eso fue lo que acordó el Consejo Europeo, que reúne a los jefes de Estado y de Gobierno europeos, en julio: un fondo de 750.000 millones de euros llamado Next Generation EU (NG-EU). Dentro de este se encuentra el Mecanismo de Recuperación y Resiliencia (MRR), dotado con algo más de 672.000 millones, de los que 140.000 son para España...

Si quieres seguir leyendo este artículo, suscríbete a EOM. Lo que pasa en el mundo te afecta; comprenderlo es más necesario que nunca.

Suscríbete por solo 5€ al mes